Inicio WGC WGC México Championship “Sólo intento ser buena persona y el mejor ejemplo posible para los...

“Sólo intento ser buena persona y el mejor ejemplo posible para los niños”

Compartir
Patrick Reed durante la jornada final del WGC México Championship. © Golffile | Ken Murray
Patrick Reed durante la jornada final del WGC México Championship. © Golffile | Ken Murray

Patrick Reed empieza a estar un poco cansado de estar siempre en el ojo del huracán. Que no cae bien entre sus compañeros es una obviedad. Tampoco desea ser el simpático de la fiesta, pero confía en que los comentarios constantes sobre su comportamiento más o menos apropiado en el campo de golf, incluidas las acusaciones de hacer trampa, cesen. Se ha acostumbrado a vivir cayendo mal, e incluso en muchos momentos se ha convertido en una vitamina que lo estimula para competir más y mejor. Pero basta ya… O eso piensa él, claro.

CRÓNICA | Si usted no le desea lo mejor a Reed, no se lo haga saber…

No le preocupan demasiado las críticas, pero al mismo tiempo lanzaba una petición en la rueda de prensa del ganador del torneo. “No sé si esta victoria habrá tapado bocas o acabarán las críticas, aunque realmente no me importa demasiado. Estoy acostumbrado a convivir con ello. Para mí lo único importante es salir a jugar al golf y hacerlo lo mejor posible. También quiero ser la persona mejor que pueda y ser un ejemplo para los niños que vienen a vernos y para mis hijos. Siento que voy en la buena dirección y confío en que las críticas se vayan suavizando en el futuro”, afirma.

Claro que, seguramente, los comentarios vertidos sobre él por Brooks Koepka, mofándose de su penalidad en Bahamas durante el Hero World Challenge, o los de Peter Kostis asegurando que hasta en cuatro ocasiones lo vio personalmente mejorar la posición de su bola ilegalmente, no van a parar con estas declaraciones. Más bien al contrario. Aquello de que pretende ser un ejemplo para los niños será, sin duda, utilizado en su contra. Reed es y será el ‘enfant terrible’ del golf y no va a ser fácil que cambie esa tendencia.

Así vivimos en directo la apasionante ronda final del WGC México

Reed está más satisfecho por la victoria por sí mismo que por los demás. “Realmente lo que me quería demostrar a mí mismo es que podía ganar un torneo. Llevo tiempo jugando bien, pero me faltaba ganar. Sabía que lo único que necesitaba era mejorar mi juego, trabajar duro y bloquear el ruido externo. He crecido con ese ruido y creo que siempre he sido capaz de silenciarlo bien. Cuando estoy entre las cuerdas sólo pienso en golf. Es muy satisfactorio ganar aquí, especialmente por lo mal que se me dio el domingo del año pasado”, explicó.

En cuanto a si las críticas lo motivan especialmente para dar un plus en los torneos, Reed se mostró escéptico. “No lo creo, sinceramente, más que nada porque no suelo leer nada en los medios durante las semanas de torneo. Es mi equipo quien se encarga de eso. Yo veo noticias de otros deportes, el canal del tiempo y algún programa de entretenimiento en televisión. Poco más. Sólo veo la ESPN para ver otros deportes. Ni siquiera leo las declaraciones de otros compañeros sobre la preparación de un campo, si está firme o blando, rápido o lento, porque esa es su percepción y no quiero que me afecte en mi manera de entender y afrontar la semana. Quiero ser fiel a mí mismo y centrarme sólo en lo mío, en mi burbuja”, asegura. Preguntado sobre qué pasará cuando vea la próxima vez a Koepka, Reed se limitó a decir: “Nada, pondré la bola en el suelo y pegaré un golpe de golf, nada más. Nunca jamás me tomo las cosas como algo personal”.

Rahm se coloca Número Dos del mundo antes de otra gran celebración

El texano está convencido de que ahora es mucho mejor jugador que cuando ganó este mismo torneo en Doral. “He crecido mucho como jugador, especialmente en el aspecto mental. No dejo que las cosas me molesten más de la cuenta. Antes tenía muchos altibajos en el campo de golf. Si pegaba un buen golpe me ponía eufórico y cuando fallaba me enfadaba muchísimo. Me quejaba un montón por un mal bote o por un golpe que no terminaba donde yo quería y eso no es bueno, no hay quien lo resista durante muchos años. Ahora consigo quedarme con lo bueno, alimentarme de ello y lo que me deprime lo olvido pronto”.

Sin duda, una de las claves de su gran triunfo en México ha sido su nivel de putt. El campeón del Masters admite sin tapujos que se siente bien pateando en greenes de poa, le ha pasado toda su vida y piensa que es por la velocidad. “Me encuentro a gusto con esta velocidad y la mido bien. Son un poco más lentos que los otros y los comprendo mejor. Me ha pasado siempre, aunque realmente no sé muy bien por qué”.

VÍDEO | Así celebró Patrick Reed su victoria en Chapultepec

Precisamente, en este sentido de patear bien, hay que destacar la cifra de 45 greenes a un putt de esta semana. Reed lo tiene claro: “Es una buena cifra, pero si quieres ganar torneos tienes que hacer pocos bogeys y la única manera es con un buen juego corto que te permita hacer muchos greenes a un putt”, afirma.

Así fue la ronda ganadora de Patrick Reed en el WGC México