Inicio Grandes Circuitos European Tour Aquella ingenua revelación que un joven extremeño tuvo en Gleneagles

Aquella ingenua revelación que un joven extremeño tuvo en Gleneagles

Compartir

Jorge Campillo ha arrancado su novena temporada consecutiva en el circuito europeo. Además, con su victoria de 2019 en Marruecos, ya tiene asegurada la décima en 2021. Robusto y resistente. Tanto es así que, al margen de su posición final de cada año en el ranking, nunca ha llegado a la recta final del año con la soga al cuello.

Un 67 que sabe a poco tras una hora de ‘playstation’

Su primera temporada con los derechos de juego completos del European Tour fue la de 2012. Y el extremeño la comenzó de forma notable. No parecía un novato: un segundo puesto en febrero en la India y una quinta posición en el Open de España, en mayo, prácticamente le aseguraban la ‘permanencia’ antes de llegar a mediados del año. Pero no fue hasta finales de agosto, una vez acabó en el puesto 19º en el Johnnie Walker Championship, en Gleneagles (Escocia), cuando tuvo algo así como una revelación. Jorge se acuerda como si fuera ayer: “hice mis cuentas y recuerdo que pensé: si pudiera mantener simplemente este nivel durante diez años, podré decir que me voy a ganar la vida con el golf”.

Una guía (casi) imprescindible para el Saudi International 2020

Entonces, ya lo puede decir alto y claro, porque su trayectoria dicta que no sólo mantuvo aquel nivel, sino que lo mejoró paulatinamente y casi no ha dejado de hacerlo, año tras año, hasta el punto de ser ya ganador de un torneo del circuito europeo, de haber jugado tres finales del circuito en Dubai en los últimos cuatro años y de haber hecho algo más que merodear en el top 100 mundial.

El Rondo de Sergio García: Sólo tenía un añito y medio más que yo…

Todavía, no obstante, quedan algunas espinas clavadas, algunos objetivos razonables por cumplir (o no tan razonables, que no todo va a ser equilibrio y moderación) y, afortunadamente, la misma o mayor ilusión. De todo ello, y de algunas cuestiones más, hemos charlado con el extremeño que un día tuvo una revelación en tierras de Escocia.