Inicio Torneos Profesionales Solheim Cup Europa gana la Solheim Cup y lanza un aviso a USA: esto...
Séptima victoria de Europa en la Solheim Cup y cuarta en los últimos seis años

Europa gana la Solheim Cup y lanza un aviso a USA: esto ya no es lo que era

Compartir

Matilda Castren ha dado el punto decisivo a Europa para ganar la Solheim Cup 2021 por un resultado de 15 a 13 en el Inverness Golf Club de Toledo, Ohio. Ha sido la finlandesa, una novata de 26 años que nació accidentalmente en Nueva York y que hace menos de dos meses ni siquiera tenía la posibilidad burocrática de jugar el torneo. No era miembro del Ladies European Tour y ni se podía clasificar ni podía ser elegida por la capitana. Sin embargo, su sueño era estar aquí y puso todo de su parte para abrirse las puertas de la Solheim.

Hizo las maletas, se vino a Europa (es jugadora, y ganadora, del LPGA), apareció en un torneo en Finlandia y lo ganó… Problema resuelto. Ya tenía la tarjeta. Como si fuera fácil cruzarse el charco y ganar un torneo a la primera. Es algo muy complicado, aunque parece que para ella no tanto. Hoy ha confirmado, si es que hacía falta, que está hecha de otra pasta. Es la primera finlandesa que juega la Solheim, fue la primera finlandesa que ganó en el LPGA y hoy ha metido un putt decisivo y tremendamente delicado en el hoyo 18 para ganar su punto a Lizette Salas y asegurar el triunfo para Europa.

Ojo porque ha ganado a Salas, seguramente la rival americana más dura que se puede tener en la Solheim en un partido individual. Cuatro había jugado hasta este lunes la golfista de origen mexicano y su balance era de tres victorias y un empate. Nunca había perdido hasta que Castren se cruzó en su camino. El destino no podía haber elegido a una jugadora mejor para ganar la Solheim Cup. Una persona acostumbrada a derribar barreras que parecían imposibles. Jamás antes una finlandesa había ganado en el LPGA Tour. Es un símbolo. La demostración viva de que los tiempos han cambiado. Europa ya mira a los ojos a Estados Unidos, sin complejos, de tú a tú, diga lo que diga el ranking mundial.

No es la primera victoria de Europa en una Solheim, pero sí se ha transmitido durante la semana la sensación de que esta vez era distinto. Europa no iba a Ohio con la etiqueta de víctima propiciatoria, ni a dar la sorpresa, ni a ver si Estados Unidos tenía una mala semana y podían ganar. Para nada. Las chicas de Catriona Matthew han ido con la cabeza alta todos los días, mirando a la cara a sus rivales, convencidas de que eran iguales o mejores que ellas. Y así han ganado. No sólo importa el triunfo, sino el mensaje. Esta Solheim puede marcar un antes y un después. Debe hacerlo.

Antes de Castren, habían allanado el camino una excepcional Celine Boutier, otra soldado feroz que destapó el tarro de las esencias cuando más falta hacía (5y4 a Mina Harigae), Madelene Sagstrom, derrotando a la durísima Ally Ewing por 3y2 y poniendo de manifiesto que es de acero y, cómo no, la gran Leona Maguire, la gran revelación de esta Solheim Cup. Ella dio el primer punto de los individuales tras arrasar a Jennifer Kupcho por 5y4. Primera Solheim, cinco puntos disputados y cuatro y medio ganados. Extraordinario.

También sumaron dos medios puntos muy valiosos Anna Nordqvist contra Lexi Thompson y Nanna Madsen frente a Austin Ernst. Cerró la fiesta Emily Pedersen derrotando por 1 arriba a Danielle Kang y dejando el luminoso en 15 a 13.

Por supuesto, Castren y Maguire son los nombres propios de esta Solheim, pero fundamentalmente es la Solheim de Catriona Matthew. La escocesa ya ganó hace dos años en Gleneagles como capitana y lo ha hecho en suelo americano por segunda vez en la historia. Dos de dos. Este año, si cabe, con más responsabilidad aún, ya que tuvo que realizar seis elecciones y lo ha bordado. Las seis fueron Maguire, Boutier, Castren, Madsen, Sagstrom y Reid. ¿Les suenan? Entre todas han sumado 4,5 puntos de los seis posibles en los individuales. Impresionante. Una pena que no quiera seguir al frente del equipo. Su sustituta, seguramente Suzann Petterseon, no lo tendrá fácil, aunque su legado es fantástico porque algo ha cambiado. Europa se ha hecho mayor en la Solheim. Es la séptima victoria por las once de Estados Unidos, pero ya van cuatro de las últimas seis. No tardará en aparecer un ‘task force’ en el cuartel estadounidense de la Solheim.

Resultados finales de la Solheim Cup

1 COMENTARIO

  1. Señores periodistas de ten-golf, en primer lugar quería agradeceos la cobertura que le dais a un deporte como el golf, ya que sino fuese por plataformas como la vuestra, a los que somos grandes aficionados como yo, no nos llegaría toda la información que ofrecéis tanto de nuestros jugadores/as como de las historias de otros jugadores que no son españoles pero que merecen ser contadas. Estos últimos días ha habido muchos acontecimientos, la final de la Fedex, en la que hemos tenido a un jugador de los mejores de la historia, que además es español, de Barrika, del que me siento especialmente orgullosa y con el que disfruto muchísimo cada vez que lo veo jugar, y en el que creo que se deben centrar todas las miradas porque no tendremos un golfista así en toda la historia de nuestro golf. También hemos tenido la Solheim Cup, competición que enfrenta a jugadoras europeas contra americanas, que finalmente han ganado las europeas en suelo americano, teniendo a una española en las filas del equipo europeo, además de haber sido una gran gesta para las nuestras, se les ha dado el lugar informativo que merecen y lo aplaudo. Como casi todas las semanas hemos tenido competición del circuito europeo masculino, del europeo femenino, del challenge masculino y otras situaciones de jugadores españoles que merecían ser mencionadas, como la referente a Rafa Cabrera que después de llevar muchos años compitiendo a un altísimo nivel, este año ha tenido que luchar en una única y última competición por mantener sus derechos en el tour americano, lo que finalmente no ha podido conseguir y como española y seguidora también de los logros de este chico, siento muchísimo.
    Me gustaría preguntarles por los motivos reales que provocan que no hayan hecho durante estos días ni una sola mención de las chicas que han estado jugando la competición en Suecia del circuito europeo femenino, varias de ellas pasaron corte, dos de ellas ocuparon los primeros puestos después de los dos primeros días, y una de ellas ha quedado finalmente en un cuarto puesto, que debe ser mucho menos importante que el quinto conseguido por un chaval en el challenge, ya que de este último si que han tenido tiempo para hablar, y no critico este hecho porque creo que es lógico comentarlo cuando es uno de los nuestros y ha conseguido una gran actuación. Que ha pasado con las chicas esta semana? Que no son de las nuestras? Que ustedes no las sienten como las nuestras? Porque yo cada semana me siento orgullosa de cada cosa que hace al nivel que sea, cualquiera que compite y lleva la bandera de España allí por donde tiene la posibilidad de representarnos. Es muy fácil decir que las chicas no venden, cuando no se les da cobertura ni televisiva ni periodística, estas mujeres luchan tanto o más que los hombres por poder competir cada semana, tienen detrás sponsors que las ayudan a que puedan seguir luchando por sus sueños a pesar de lo poco que salen en los medios, y de los escasos beneficios que obtienen por este motivo. No tengo claro si el problema es que en vuestras filas no hay ninguna mujer escribiendo, a la que le resulte más fácil empatizar con la situación de estas chicas, no quiero pensar que esta falta de atención sea debida a la actitud machista que por desgracia sigue existiendo en nuestra sociedad y que visto lo visto aún nos quedan muchos años para que deje de existir.
    Evidentemente la plataforma es vuestra y yo no soy nadie para decíos lo que debéis escribir en ella, pero no podía dejar pasar la oportunidad de dar mi humilde opinión acerca de una situación que me parece totalmente injusta e indignante.

Comments are closed.