Inicio Blogs Caddielandia Una radiografía a pie de obra de Winged Foot: ojo al hoyo...
Job Sugranyes, caddie de Adrián Otaegui, nos escribe desde el US Open

Una radiografía a pie de obra de Winged Foot: ojo al hoyo 12

Compartir
Curtis Luck practica el approach en el hoyo 6 de Winged Foot. (USGA/Jeff Haynes)

Hola a todos desde Winged Foot. Semana de US Open. Os dejo un primer titular: el rough está heavy metal. Sí, sí, lo que ya anunciaban todos y hemos podido leer en decenas de artículos… Sé que no os estoy descubriendo América, pero ahora os lo digo yo, pisando el terreno, viendo lo que hace con las bolas. Una pasada. Os cuento algunos detalles que me parecen interesantes y curiosos de la preparación.

Sobre el campo. Es muy bonito. Se nota la historia que tiene, por los árboles, los detalles, búnkers también muy chulos y lo de los greenes cuadriculados… No hay ningún green en circunferencia y eso le da un toque visual precioso. Diferente.

Podcast: La masacre de Winged Foot y otras historias para ir salivando

Las calles. Se habla mucho de lo largo que es. Y es verdad. Se habla de lo estrechas que son. Y es radicalmente cierto. Pero quizá a mí lo que más me ha llamado la atención de la preparación es que están muy rápidas y con el pelo cortado a favor. Como la mayoría de los hoyos son son ‘dog leg’ es mucho más difícil controlar el ‘run out’. Hablando en plata: es muy fácil pegar un drive muy bueno, cruzarte la calle y acabar en el segundo o tercer corte de rough… Y desde ahí, cuidado, muy mal asunto. Más allá de que sea estrechas, este factor complica muchísimo más coger las calles.

En este sentido, os pongo un ejemplo muy gráfico. Hoyo 12. Par 5 de 633 yardas. Un bicho. Es ‘dog leg’ a la izquierda. Si fallas el drive por la derecha de la calle, algo que es más que factible, prácticamente hay que jugarlo como si fuera un par 6. El rough ahí está muy duro. En la ronda de prácticas del lunes, uno que venía jugando con nosotros acabó allí y no fue capaz de sacarla a calle con el sandwegde. Se le quedó una posición de bola terrorífica. Además, a unos 160 metros del green hay un árbol en mitad de la calle muy grande que te bloquea toda la parte izquierda. Si fallas calle en el 12 hay que pensar en tirar de cuatro a green, jugar al bogey y no hacer muchos inventos porque puedes acabar muy mal. Vamos a ver qué hacen durante la semana. Si no adelantan el tee, se va a jugar muy duro.

Los primeros 14 puntos para acercarnos a la 120ª edición del US Open

Los famosos greenes de Winged Foot son famosos por algo. Son muy rápidos y muy ondulados. Por ejemplo, son más complicados que los de Valderrama. Eso sí, un pequeño respiro. De momento, no están muy duros, aunque ya veremos cómo va evolucionando de aquí al jueves. Ya sabéis que la USGA aún puede dar dos o tres giros de tuerca. Dependerá imagino también de si llueve o no.

Sam Horsfield, baja del US Open por COVID-19

Estamos intentando preparar el campo lo mejor que podemos. Por lo que me han contado los jardineros los greenes están ya a 13 en el stimpmeter y la idea es ponerlos aún más rápidos. Las calles también las quieren poner más rápidas, así que ahí va a estar la clave. Hay que estar en calle sí o sí, aunque es realmente difícil y, sobre todo, tener una mentalidad a prueba de bombas. Esta semana hay que asumir de verdad que golpes muy buenos van a acabar en posiciones difíciles, sitios inesperados y van a costar bogeys.

*Job Sugranyes es el caddie de Adrián Otaegui

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here