Inicio Blogs Caddielandia «Y ahora, a ver si tienes lo que hay que tener para...
Javier Erviti nos cuenta desde dentro la victoria de su jefe Paratore en el British Masters

«Y ahora, a ver si tienes lo que hay que tener para retirarte…»

Compartir
Renato Paratore y Javier Erviti, en la calle del 17 en la última ronda del British Masters. (© Golffile | Fran Caffrey)

Me estaba duchando en la habitación del hotel, más o menos dos horas después de acabar la ronda, cuando empecé a pensar en lo que habíamos hecho. Una victoria en el European Tour, en un torneo con la historia del British Masters. La segunda de Renato, sí, pero la primera mía. ¡Uf! No está mal. Ahí comencé a tomar conciencia de lo que habíamos hecho, aunque si os soy sincero, más que alegría, que también, que se da por hecho, fue una sensación de alivio por haber sido capaces de acabar el trabajo y de hacerlo bien, según el guión previsto y sin demasiados sobresaltos. Algo así como la satisfacción una labor bien hecha.

Ya en el desayuno te das cuenta de que es un día diferente. Todos tratamos de darle normalidad a estas situaciones y restarle gravedad, pero la realidad es que no es lo mismo. Al fin y al cabo íbamos a salir líderes en un torneo del European Tour. Renato no comió mucho, nos fuimos al campo de prácticas, rutina habitual y, como siempre, acabamos todos lo que teníamos que hacer con tiempo de sobra antes de empezar la ronda. Con Renato siempre sobra tiempo. Hablamos de todo un poco, cosas más bien intrascendentes, casi nada de golf. En esos momentos, en el coche camino del campo, desayunando, calentando… se trata de llegar lo más cómodo y relajado posible al tee del 1.

Erviti le da la bola a Paratore antes de patear en el hoyo 15. (© Golffile | Thos Caffrey)

La primera sorpresa fue el viento. ¡Zas! ¿Y este vendaval? Sinceramente, no lo esperaba. No aparecía en ninguna previsión. Yo había leído que podía llover, pero no tanto viento. La sorpresa dura dos segundos, exactamente lo justo para empezar a sacar números y preparar el golpe de salida en el 1. La consigna está clara: hay que hacer birdies. Renato siempre piensa de esta manera y ayer no fue distinto. Hasta el hoyo 15 no pensamos de otra manera que no fuera seguir empujando. A partir de ahí sí jugamos más con el resultado, arriesgando lo justo y necesario. La situación estaba controlada y se trataba de cerrar el torneo.

Un ligero y providencial ajuste en boxes del swing de Renato Paratore

Creo que todo el mundo sabe que Renato es el jugador más rápido del European Tour. Es brutal. Es su ritmo y tienes que adaptarte a él porque es donde se encuentra cómodo. Os pongo varios ejemplos. En el hoyo 11 me pregunta en el tee como está el viento. Le digo ok, espera que lo miro y cuando empiezo a echar un vistazo rápido a los árboles ya le ha pegado… Así es Renato. No le gusta esperar. Más de una vez me pide ayuda con las caídas en los greenes. Yo ya sé que tengo que ser muy rápido si quiero llegar a tiempo. Como me tome algún segundo más de la cuenta, enseguida me dice: «ya la tengo, tranquilo». Y le pega…

Seguro que todos pudisteis ver el putt de birdie del hoyo 17 por televisión… Pues bien, yo no me lo comí de milagro. Había sacado de búnker en el golpe anterior, estaba rastrillando, subí al green, cogí su bola, la limpié con la toalla, agarré la bolsa para cambiarla de sitio y cuando me giré la bola ya iba camino del hoyo… Es su ritmo natural.

Crónica de la victoria de Renato Paratore en el British Masters: ¡VAMOS!

Nos dio una gran alegría llegar al green del hoyo 18 y ver a todos los amigos, italianos y españoles, esperando para celebrar la victoria. Fue un subidón espectacular. Yo me emocioné un poco, aunque todavía íbamos concentrados para acabar. Un gesto precioso. Ojalá pronto se lo podamos devolver nosotros a ellos porque alguno gane en esta misma gira.

Javier Erviti recibe la felicitación con honores de sus amigos jugadores y caddies españoles e italianos al salir del hoyo 18. (© Golffile | Fran Caffrey)

Nada más firmar la tarjeta, creo que fue ahí aunque no descarto que fuera saliendo del green del hoyo 18, Renato se me acercó y me dijo: «bueno, Javi, a ver si ahora te atreves a retirarte…». Me lo dijo con una enorme sonrisa en la boca y alguna que otra palabra malsonante, pero seguro que todos os lo imagináis. Esto viene de atrás. Más de una vez se lo he dicho. Renato, hasta que no gane un torneo del European Tour no me voy a retirar. Curiosamente se lo volví a comentar viniendo de viaje al British Masters. Se le quedó grabado y me lo soltó en cuanto pudo. Mi respuesta: «No, ahora no me retiro hasta que ganemos un Grande».

La emotiva felicitación de ‘la mamma’ en el green del hoyo 18

Seguro que muchos pensáis que ahora después de una victoria es posible que venga un bajón… Yo sinceramente espero que no. Sé que no es fácil, pero Renato tiene mucha hambre. Quiere ser un gran jugador, quiere ganar, estar arriba en el ranking mundial, jugar todos los Grandes, es ambicioso… En este sentido, siempre me dice que se fija en jugadores como Jon Rahm. Es una referencia para él en esto, en el hambre, así que espero que no bajemos el pistón un ápice. Ojalá podamos estar en el US Open. Lo tenemos bien encarrilado con la victoria, pero hay que rematar la faena. Hay que seguir. Esto es solo un paso más.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here