Inicio Grandes Circuitos DP World Tour No anduvo Pablo tan lejos de hacerse un Wallace…
Espectacular último día de tee a green del golfista de Barcelona

No anduvo Pablo tan lejos de hacerse un Wallace…

Compartir
Pablo Larrazábal
Pablo Larrazábal. (© Golffile | Mateo Villalba)

El tee alto y a zumbarla. El plan de juego de Pablo Larrazábal (-6) no varió un ápice en la cuarta ronda de la Final de Dubai. ¿Resultado? El barcelonés no duda. «Ha sido mi mejor vuelta del año de lejos de tee a green», aseguraba nada más firmar la última tarjeta de la temporada y del año. Raúl Quirós, su caddie, lo apostilla. «¿Que si hoy se podría haber hecho ocho o nueve menos, ni de lejos, si hoy se hace catorce menos no pasa nada?», afirmaba el gaditano. Finalmente, fueron 69 golpes, tres bajo par, pero con la sensación de que se dejó muchas por el camino.

Matt Wallace estableció este sábado el nuevo récord del Earth course de Jumeirah con una tarjeta escandalosa de 60 golpes, doce bajo par. Larrazábal lo habría puesto en peligro de haber estado fino con el putt. No hay duda. Especialmente por sus primeros nueve hoyos. Han sido una exhibición de golf portentosa. Ha pateado en siete ocasiones desde menos de tres metros y se ha hecho el camino en buggy del 9 al 10 dándose golpes en la cabeza, buscando una explicación a su resultado de par. Increíble.

A partir de ahí, el mérito ha sido no bajar la guardia ni perder la paciencia. Pablo se ha mantenido en el sitio y ha esperado a que cayeran los birdies. Fueron los tres seguidos: 14, 15 y 16. El primero con un putt de algo más de cuatro metros, el segundo desde unos dos metros y el tercero dada. De pronto, el campo le daba todo lo que le había quitado en los primeros hoyos. «No sé ni cómo he metido los putts… Yo creo que se me ha aparecido la virgen o algo, porque no había manera de embocar», explicaba atónito Pablo.

Larrazábal, en el momento de escribir este artículo, aún tenía opciones de entrar en el Open Championship. Está en manos de Matt Wallace. Necesita un mal final del inglés para poder superarlo en la clasificación y acabar en el puesto 30º. Eso sí, de haber metido algún putt más, lo normal es que ni hubiera tenido necesidad de esperar a Wallace, ya que se habría metido por sus propios méritos.

Sea como fuere, Larrazábal se marcha de Dubai con una sonrisa en la boca después de sufrir los dos primeros días. Parcial de diez bajo par el fin de semana, eso se traduce en que habría estado en la pelea por la victoria de ser así los cuatro días. Ha encontrado algo el fin de semana a lo que agarrarse y ha jugado muy bien al golf. Hasta le daba cierta pena (sólo cierta) tener que despedir ahora el año después de lo bien que ha jugado hoy.

Resultados en directo del DP World Tour Championship