Inicio Grandes Circuitos European Tour A Harrington sólo le ha faltado guiñarle un ojo a Sergio…

A Harrington sólo le ha faltado guiñarle un ojo a Sergio…

Compartir
Padraig Harrington durante el Pro-Am del Abu Dhabi HSBC Championship. © Golffile | Thos Caffrey
Padraig Harrington durante el Pro-Am del Abu Dhabi HSBC Championship. © Golffile | Thos Caffrey

En Abu Dhabi, primer torneo de la Gira del Desierto, siempre suenan de un modo u otro tambores de Ryder, aunque sea allá a lo lejos. El nombramiento oficial del capitán europeo, por ejemplo, se ha hecho aquí en las últimas ocasiones, salvo en el caso de Padraig Harrington, que ahora sí ejerce de capitán con todos los galones a la vista, pues ‘sólo’ quedan ochos meses largos para la gran cita. Parece mucho tiempo, pero hay que ir afinando. El irlandés juega esta semana y le vamos a ver el jueves y el viernes junto a Rasmus Hojgaard, el jovencísimo danés que sorprendía a todos hace unas semanas ganando el Afrasia. Robert Karlsson, por su parte, el único vicecapitán nombrado por el momento por Harrington, lo hará junto al noruego Viktor Hovland. Ya no se dan puntadas sin hilo.

PODCAST: Todo lo que se cuece en la ‘cocina’ de Abu Dhabi

Eso, en lo que respecta a los jóvenes valores que van llegando y que antes o después podrían acceder al equipo, pero el trabajo del ‘staff’ técnico va más allá. Por ejemplo, también se cuida, se mira y se motiva a los más veteranos. En este sentido, este martes ya se ha producido un cruce más o menos espontáneo entre Harrington y Sergio García, tal y como el jugador español ha revelado a Tengolf. A ver. No se trata de engañar a nadie ni de elevar a categoría de solemne un breve encuentro en el comedor de jugadores, que es donde tuvo lugar. Pero también es cierto que las palabras del irlandés le han venido muy bien a Sergio y, además, digamos que son una declaración de intenciones: “espero que tengas un año muy bueno para hacerme las cosas más fáciles”, le dijo. Y sólo le faltó guiñarle un ojo. Nada que por otro lado pueda sorprender, y mucho menos escandalizar a nadie: ¿qué capitán en su sano juicio no desearía con todas sus fuerzas tener en su equipo al jugador que más puntos ha sumado en la historia de la Ryder, a poco que su juego, resultados y estado físico den la talla? Mucho más si tenemos en cuenta que en septiembre se jugará en Estados Unidos, terreno hostil, y la labor del español en el equipo europeo va más allá de lo que ofrece en el campo.

Sergio quería regresar a Arabia para desagraviar

Otro fijo en la alineación a priori de la Ryder es Shane Lowry. Después, el golf y las circunstancias dirán. El vigente ganador del Open Championship reconoce que él suele comenzar el año con algunos objetivos en la cabeza, pero sólo ha querido hacer público uno: meterse en la Ryder. Y ha puntualizado que todo su calendario está preparado en vista a esta meta.

Sergio rompe con Callaway y juega por primera vez con una ‘bolsa a medida’

Lowry viene de ser segundo en Hong Kong. Buena señal. Antes, estuvo cuatro días en Dubái trabajando duro de siete de la mañana  a siete de la tarde. La parada en Dubái es un clásico. Adrián Otaegui lleva en ese emirato desde el pasado 26 de diciembre. Rafa Cabrera Bello también viene de allí. Ambos, vasco y canario, son residentes en Dubái. Y Adri Arnaus estuvo la semana pasada también calentando motores.

Primeras impresiones desde el Abu Dhabi Golf Club