Inicio Grandes Circuitos European Tour La honestidad de Jon: al César lo que es del César y...

La honestidad de Jon: al César lo que es del César y a Rory lo que es de Rory

Compartir
Jon Rahm, en el momento justo de pegar su segundo golpe en el hoyo 18. (© Golffile | Fran Caffrey)

Ha sido imposible no acordarse del golpe de ayer de Rory McIlroy cuando la espectacular madera 5 de Jon Rahm ha aterrizado en el green del hoyo 18 en esta segunda ronda del DP World Tour Championship.

Una pareja de espectadores con aspecto de suecos se daban un codazo a pie de green y gritaban al mismo tiempo: “Roryyyyy”… Ellos han pensado lo mismo que el cien por cien de las personas que han visto los dos golpes, sin embargo, Rahm no se engaña y con una honestidad fabulosa deja claro que al César lo que es del César y a Rory lo que es de Rory. “El golpe de McIlroy era algo más complicado. Él tenía 260 metros a la bandera y yo estaba a 236…”, explica a Ten Golf.

VÍDEO | Jon pone Dubai patas arriba con un final de ronda estratosférico

Está bien, Jon, óle por esa sinceridad, la compramos, pero eso no quita para que su tiro haya sido majestuoso. No se ven muchos así a lo largo de un torneo ni de una temporada. Así que no nos queda más remedio que regodearnos. Aquí tienen la radiografía exacta del disparo que puso patas arriba el Earth Course de Dubai.

Hay que decir que ha sido un golpe muy trabajado. Jon y Adam Hayes, su caddie, no lo tenían claro. Dudaban entre la madera 5 y la madera 3. Con la 5 sentían que podían ir un poco justos con el viento pegando en contra y de la izquierda. Tenía que pegarla perfecta. Mientras, la 3 le daba un poco más de margen, pero si le pegaba bien acababa largo y tampoco era un buen sitio para hacer el birdie. Finalmente, se decantó por la 5.

Campillo se marca un ‘aspersor en uno’ con retranca

Jon planeó un golpe al draw, con efecto de derecha a izquierda, cerrando, de modo que si fallaba el golpe por la derecha no había riesgo, al menos la bola se quedaría seca. El penúltimo empujón lo daba el propio Adam: “vamos, Jon, es el momento, es el golpe que hay que dar, tú puedes hacerlo y no hay ninguna duda”, le dijo justo antes de apartarse.

Once minutos como campeón de la Race to Dubai y otros avatares…

Y así fue, con una convicción absoluta y completamente metido en su burbuja, Jon conectó un golpe mayestático. Tan bueno fue el impacto que el propio Rahm perdió de vista la bola en vuelo porque se quedó mirando al suelo para ver la huella del impacto. “Ha sido perfecta, impoluta. No pensé que me podría dejar una opción de eagle de cuatro metros…”, admite. La historia posterior ya la conocen: dentro el putt de eagle y colocado en la segunda posición, a tres golpes de Mike Lorenzo Vera.

Consulta aquí los resultados en vivo

Aquí les dejamos el vídeo de Jon Rahm donde explica con detalle y paso a paso la ejecución del golpe del día en el DP World Tour Championship.