Inicio Grandes Circuitos European Tour Cabrera Bello y Arnaus vencen al viento y afilan el hacha en...
Crónica de la primera jornada del Saudi International

Cabrera Bello y Arnaus vencen al viento y afilan el hacha en el hotel

Compartir
Adri Arnaus. © Golffile | Oisín Keniry
Adri Arnaus. © Golffile | Oisín Keniry

Hasta dieciséis jugadores habían firmado tarjetas de 66 golpes, o aún mejores (el bingo lo cantaba David Horsey con su 61), en el turno matutino de esta primera jornada del Saudi International. ¿Y por la tarde, con el viento ya soplando con decisión desde el Mar Rojo en el Royal Greens Golf? Pues ni un solo resultado de tal calibre. Ni uno. Algunos pocos como los ingleses Poulter, Willett y Morrison, así como el danés Winther, si se marchaban al hotel con un valioso 67 bajo el brazo, una prueba patente de lo complicadas que se habían puesto las cosas.

Horsey mete leña en el debate con un vueltón en Arabia

Siempre hay tipos capaces de gobernar con mano firme e inspiración este tipo de situaciones y alguno, como Winther, es reincidente: luego hará más o hará menos (todavía no ha ganado ningún torneo del European Tour), pero hay que ver la cantidad de veces que este jugador asoma la patita cuando Eolo se pone bravo.

El método Otaegui: la solidez se trabaja de lunes a miércoles

Mañana, cambio de roles: los que hoy han sufrido el viento disfrutarán de la calma chicha mañanera, incluso con un poco de lluvia, según dictan las previsiones, y los del festival de birdies matutino se las verán con los rigores del viento. Entonces, claro, podremos ver de una manera más certera dónde anda cada uno.

Rory McIlroy le suelta un zambombazo a la USGA y el R&A y su plan

Por ejemplo, Rafa Cabrera Bello (-1) y Adri Arnaus (-1), que visto lo visto han lidiado con aplomo las dificultades de su turno, el de la tarde. El canario terminaba con dos birdies en los hoyos 17 y 18, pero es que además se dejaba por el camino al menos ocho ocasiones de birdie de esas que van de los cuatro a los seis metros de distancia. Tiene doble mérito lo de Rafa, puesto que arrancaba la vuelta con dos errores y un lastre tempranero de dos bogeys, así que su parcial de -3 en 15 hoyos, cuando más arreciaba ya el viento, ha sido verdaderamente notable. Arnaus también se lo ha trabajado muy bien, finalizando con un buen birdie en el 18 (par 5, en este caso con viento a favor), aunque no terminaba de satisfacerle la actitud que había mostrado durante la vuelta. Sentía que aún podía haber sacado más rédito de su ronda.

Que no nos vengan otra vez con monsergas…

Sea como sea, ambos van a tener que afilar con mimo las armas de cara a la jornada del viernes. La tarea que tienen por delante es delicada: por un lado sentirán la necesidad de recortar la desventaja con los de arriba, aprovechando las mejores condiciones de juego; pero por otro tienen la obligación de mantenerse pacientes si la vuelta no se pone en marcha con celeridad. En este sentido, Rafa apuntaba: “ha sido muy bueno terminar por debajo del par, porque ese pequeño margen te ayuda mucho a jugar sin presión, libre, si después no terminas de arrancar en la segunda vuelta”.

Patrick Reed (-1) se encuentra en la misma tesitura que los dos españoles. No se le ha dado bien hasta ahora este campo (esta es su tercera participación en el torneo y nunca ha terminado por debajo del par en el acumulado), pero hoy también superaba la prueba vespertina con buena nota. Recodemos, además, que el texano aún no ha ganado ningún torneo del calendario regular del circuito europeo. Es que no es tan sencillo, señores de las barras y estrellas.

Consulta aquí los resultados en directo