Inicio European Tour DESDE LA JAIMA «En 30 años de profesión no había visto una cosa igual»
Jorge Campillo se tropieza con el Monstruo de las chuletas en Abu Dhabi

«En 30 años de profesión no había visto una cosa igual»

Compartir
Así se quedó la bola de Jorge Campillo en la calle del hoyo 1 de Abu Dhabi. © Miguel Vidaor

Miguel Vidaor, director del Abu Dhabi HSBC Championship, las ha visto de todos los colores durante sus 30 años arbitrando. Se lo pueden imaginar. Casi no hay ‘ruling’ al que no se haya enfrentado en todo este tiempo. Sin embargo, hoy ha visto algo sin parangón, una imagen que difícilmente borrará de su cabeza, y el protagonista es curiosamente otro español: Jorge Campillo. El extremeño se ha cruzado hoy con el homólogo de Tricky en el golf. Del Monstruo de las galletas al Monstruo de las chuletas. Le contamos lo que ustedes, seguramente con la mandíbula desencajada, están viendo en la imagen que preside el artículo.

Un remate firme y sereno de más de 290 metros y con el viento en contra…

No, la bola no ha sido colocada ahí adrede, ha ocurrido de manera fortuita y está en mitad de la calle del hoyo 1. La pelota, como decimos, pertenece a Jorge a Campillo. Pegó una gran salida con el driver, con la malísima suerte de que ha empezado a rodar de derecha a izquierda por el fairway hasta ser literalmente engullida por una chuleta que no estaba respuesta… (Ay el descuido del compañero…). Para aumentar si cabe el dolor, Campillo debía pegar primero al troncho de hierba que ven detrás de la bola (hay otro delante, como si fuera la mano de un clic) si quería tirar en línea a la bandera.

Arnaus aplica un método más científico en los greenes

Obviamente, avezado lector y jugador, como bien sabe usted, esa chuleta es una obstrucción que se puede quitar, pero el asunto no era tan sencillo como coger y retirarla, ya que la bola estaba tan adherida que cualquier movimiento en falso podía provocar a su vez el movimiento de la bola y entonces sí causar penalidad de un golpe. Campillo se lo pensó dos veces antes de quitar la chuleta y jugarla tal cual, pero finalmente ‘se la jugó’. Lo hizo con una precisión de cirujano, con la ayuda de su caddie, Jesús Legarrea. Parecía aquello una operación a corazón abierto, conteniendo la respiración… Por suerte salió bien y hubo final feliz. El auténtico Monstruo de las chuletas fue retirado sin daños y Jorge pudo jugar su segundo golpe desde la calle sin mayor problema. «En 30 años de profesión no había visto una situación de bola igual», sentenció Vidaor.

Pavan cae con honor y las botas puestas

– El plan para mañana es el siguiente: el juego se reanuda a las 7.30 de la mañana desde la posición en la que estaba cada jugador. El partido más retrasado estaba en el hoyo 9, por lo que se calcula que la ronda podrá estar completada a las diez y diez, hora local. Se hará el corte y apenas media hora después comenzará la tercera ronda, a eso de las 10.30-10.40. Saldrán por dos tees y de tres en tres, por lo que en principio antes de la una de la tarde estarán ya todos los partidos en el campo y no habrá ningún problema para completar la tercera ronda. Así las cosas, la cuarta jornada se podrá disputar con absoluta normalidad, por un tee y de dos en dos. Muy bien manejada la situación por el torneo.

Cuando Hatton entra en combustión casi es mejor apartarse…

Hatton admitía después de su gran vuelta que estaba sorprendido por el rendimiento de su juego corto. «No me esperaba patear tan bien ni estar tan fino alrededor de green. En las últimas semanas he centrado el trabajo en el juego largo y ha sido una sorpresa lo que está ocurriendo».

Tommy Fleetwood en la segunda ronda del Abu Dhabi HSBC Championship. © Golffile | Eoin Clarke
Tommy Fleetwood en la segunda ronda del Abu Dhabi HSBC Championship. © Golffile | Eoin Clarke

Fleetwood arrancó el torneo con un parcial de +3 en los primeros once hoyos. En los 25 siguientes ha hecho nueve bajo par. ¿Qué ha cambiado entre un tramo y otro? Muy fácil, o eso parece: «He dejado de forzar las cosas, es lo peor que puedes hacer cuando juegas con viento y yo lo hice el jueves», señaló Tommy tras su segunda ronda. Está metido en la pelea por el torneo, a dos golpes de la segunda posición. Ya lo sabe, estimado amateur, cuando sople viento en cantidad, más suavidad…

Adrián Otaegui durante la segunda jornada en el Abu Dhabi Golf Club. © Golffile | Fran Caffrey
Adrián Otaegui durante la segunda jornada en el Abu Dhabi Golf Club. © Golffile | Fran Caffrey

Adrián Otaegui tendrá que esperar hasta mañana a eso de las diez para saber si pasa el corte. El golfista donostiarra estaría en una situación más cómoda si el putter le hubiera funcionado como suele ser habitual en él. Sin embargo, no ha sido capaz de adaptarse a unos greenes más lentos que de costumbre. Está pateando contra natura. «El putt lo veo de una manera, pero sé que como le pegue así no llego porque están muy lentos, así que estoy forzando un poco más la situación y es difícil encontrar el hoyo. No estoy cómodo», asegura. Ojalá acabe entrando el par y seguro que un pateador de su extraordinario nivel le encuentra el truco a los tapetes el fin de semana.

La línea del corte, en el PAR, un hermoso y razonable objetivo

– Los greenes están más lentos de lo normal en Abu Dhabi por la previsión de viento que había. Si los hubiesen puesto más rápidos, seguramente habríamos tenido problemas con bolas moviéndose en algunos hoyos.

Consulta aquí los resultados en vivo