Inicio Grandes Circuitos European Tour El plan del European Tour ‘le roba’ diez minutos a los lentos

El plan del European Tour ‘le roba’ diez minutos a los lentos

Compartir
Viktor Hovland ha sido castigado con un mal tiempo. (© Golffile | Oisin Keniry)

Hoy era un día importante para el European Tour. Su cruzada contra el juego lento se sometía a una prueba de fuego. La primera jornada del Abu Dhabi HSBC Championship ha supuesto el banderazo de salida a las nuevas medidas implementadas por el circuito para acelerar el ritmo y, sobre todo, apretar las tuercas a los golfistas que más tardan cuando no hay un árbitro delante. Se puede decir que el resultado de este test inicial ha sido de éxito absoluto.

¿Qué debe pasar para que te ‘perdonen’ llegar tarde al tee del 1?

Los lentos se han puesto las pilas y el dato no deja lugar a la duda. Los dos últimos partidos del día hoy, tanto el que ha salido por el 1 como el que lo ha hecho por el 10, han tardado cuatro horas y 38 minutos, mientras que el año pasado, con las mismas condiciones meteorológicas e idéntico número de jugadores, invirtieron cuatro horas y 48 minutos por un tee y un minuto más por el otro.

Es decir, el European Tour, gracias a su plan, le ha robado a los lentos diez minutos muy ricos. Un tiempo que únicamente redunda en el espectáculo de la competición y en una mayor justicia deportiva. Una de las principales quejas de los golfistas es que hay jugadores que aceleran cuando aparece un árbitro y se paran cuando desaparece, algo que obviamente perjudica a sus compañeros de partido.

Rafa y Abu Dhabi se siguen echando los tejos

La conclusión hoy es que los lentos se han puesto las pilas ante los posibles castigos. Recuerden que ahora dos malos tiempos durante el torneo, cuando están monitorizados fuera de posición (el primero tiene 50 segundos y el segundo y el tercero 40), son castigados con un golpe de penalidad. En este sentido, hay dos jugadores que están ya con la espada de Damocles sobre su cabeza. Viktor Hovland y Ahmed Skaik han sido castigados con un mal tiempo. Al siguiente perderán un golpe. Si se les contabiliza un mal tiempo estando en posición se llama ‘monitoring penalty’ (el primero en golpear tiene 85 segundos y el segundo y el tercero 70), aunque éste sólo cuenta a efectos de sanción económica. Al segundo de la temporada recibirán una multa de 3.450 euros y al tercero de 6.900. Se supone que estar en posición ya tiene algo de mérito, por eso no hay golpe de penalidad.

El castigo de Hovland ha llegado en el green del hoyo 13. El noruego ha tardado 59 segundos en tirar un putt de un metro y medio para el que tenía cuarenta según las reglas. El problema ha estado en el momento de alinear la bola antes de tirar el putt, ya que en esta operación ha tardado treinta segundos. Los árbitros han hablado con él después de acabar su vuelta para explicarle la situación y el joven golfista lo ha entendido perfectamente y promete hacer propósito de enmienda.

Por cierto, nadie ha pedido en esta primera jornada una extensión adicional de tiempo, una ventaja que sólo se puede pedir en una ocasión en cada vuelta y que permite ampliar el tiempo que tiene el jugador para pegar un golpe.

Sergio le pone una nota alta a las nuevas herramientas

Hay que decir que los árbitros han hablado personalmente con cada uno de los jugadores del torneo para explicarles de primera mano la nueva normativa y ponerse a su servicio en caso de duda. Por lo pronto, el plan del European Tour funciona.

Consulta aquí los resultados en directo