Inicio Grandes Circuitos European Tour Señores, esto es lo nunca visto…
La exhibición de putt de Matthew Fitzpatrick puesta en negro sobre blanco

Señores, esto es lo nunca visto…

Compartir
Matthew Fitzpatrick, en el green del hoyo 18 del Earth Course. (© Golffile | Fran Caffrey)

Matthew Fitzpatrick tuvo que tirar 55 putts de dos metros y medio hacia abajo en las cuatro rondas del DP World Tour Championship. ¿Saben ustedes cuántos embocó? Si han pensado en alguna otra respuesta que no sea 55, lo siento, pero se han equivocado. Pleno. Ciento por ciento de acierto. 55 de 55. Sirva este dato para ejemplificar, para poner negro sobre blanco, la excepcional exhibición que ofreció en los greenes en los cuatro días de la Final de Dubai. Pero no se vayan porque hay más…

Podcast: Balance final de la Race to Dubai nombre por nombre

Aquí tienen una batería de números que ofrecen la auténtica dimensión de lo que hizo con el putt Fitzpatrick para ganar por segunda vez el último torneo del año del European Tour.

– Tiró nueve putts entre dos metros y medio y cuatro metros y metió seis. Más de un sesenta por ciento.

– Tiró siete putts de entre cuatro y cinco metros y metió cuatro. Más de la mitad.

– Tiró catorce putt de entre cinco metros y siete metros y medio y metió cuatro. Casi un 30 por ciento.

La Race to Dubai deja un dato negro para la Armada… con varios matices

– Promedió 90 pies de putts cada día en el Earth Course de Jumeirah. Es decir, metió doce metros en cada jornada.

– Sólo hizo un tripateo. Se podría decir que fue el único putt malo que tiró. Fue el primer día, en el hoyo 4. Tenía unos 17 metros a la bandera y dejó la bola a cuatro.

– De los 17 putts que tiró desde más de nueve metros (30 pies) dejó un total de trece a un metro o menos.

La trastienda de la Final más allá de los grandes datos

En definitiva, una barbaridad. Una maza absoluta que fue capaz de derribar a sus rivales para conquistar por segunda vez este torneo y colocarse en el puesto 16º del ranking mundial, su mejor posición de siempre. Esta temporada está jugando un putter prototipo diseñado por sí mismo de la marca Bettinardi.