Inicio Grandes Circuitos European Tour Nunca jamás se hizo esperar más un triunfo en el European Tour
Richard Bland gana el British Masters en The Belfry con 48 años y 101 días

Nunca jamás se hizo esperar más un triunfo en el European Tour

Compartir
Richard Bland. (© Golffile | Thos Caffrey)

478 torneos y un desempate es lo que ha tenido que esperar Richard Bland para conquistar la primera victoria de su carrera en el European Tour. Tiene 48 años y 101 días. Hoy ha logrado un triunfo de récord en el British Masters. Para la historia. Nunca nadie tuvo que esperar tanto para ganar su primer torneo en el European Tour.

Jon Rahm se harta de Sung Kang y le acaba llamando la atención (VÍDEO)

Bland ha derrotado en el primer hoyo del playoff a Guido Migliozzi. El italiano tiene 24 años y buscaba ser el golfista de su país que en menos tiempo ganaba tres torneos. Concretamente, en 59 intentos. La noche y el día. La mística del golf. 48 años contra 24. Perfectamente podrían ser padre e hijo. Si alguna vez alguien le pregunta qué tiene de especial un deporte como el golf, no se olvide de recordar este British Masters de 2021. Dos generaciones completamente distintas peleando por lo mismo. Cuando Bland jugó su primer torneo en el European Tour, allá por junio de 1999 (Moroccan Open), Migliozzi tenía dos años y medio.

Si alguien se merecía la invitación al US Open era Phil Mickelson…

Bland ha esperado la intemerata para lograr su primera victoria, pero hay que decir que no ha elegido nada mal. Ha ganado el British Masters, un torneo especial para cualquier golfista inglés como él y, además, se ha clasificado para el US Open de junio en Torrey Pines. Será imposible desbancarlo del top ten de la mini orden de mérito que englobará este British Masters, el Made in Himmerland y el Porsche European Open y que servirá para estar en San Diego. Será el segundo US Open y su cuarto Grande para un jugador cuya mejor posición en el ranking mundial de siempre ha sido 102. Hay que añadir también que ha vencido en The Belfry, una de las grandes catedrales del golf británico y lo ha hecho con un bogey en toda la semana, lo nunca visto en este escenario.

La recuperación ‘imposible’ (y su historia) de Jordan Spieth en el Byron Nelson

Es el mejor día de su vida deportiva de largo. Tampoco es que Bland se haya quedado muchas veces con la miel en los labios. Apenas tenía hasta la fecha tres segundos puestos y dos terceros en el Circuito Europeo. Cuando más cerca estuvo de tocar plata fue en 2002 en el Open de Irlanda. Cayó en un desempate múltiple con Darren Fichardt, Niclas Fasth y Soren Hansen. La victoria fue para este último. De todos ellos, sólo Fichardt sigue también en activo en el European Tour. Su otra victoria valedera para el ranking mundial fue en la final del Challenge Tour en 2001. Hace veinte años. Lógica y normal su emoción cuando se vio campeón.

El golf se vuelve a demostrar como un deporte absolutamente imprevisible. Hoy salían hasta 16 jugadores separados únicamente por tres golpes. Podía ganar cualquiera y al final lo ha hecho el que había demostrado menos instinto ganador. ¿Alguien da más? El remate de esta bella historia llegaba justo al final. La entrevista como campeón del torneo se la hizo su entrenador, igual o más emocionado que él, Tim Barter, que compagina su labor técnica con la de comentarista en Sky.

María Hernández resiste en Sudáfrica en unas condiciones dantescas

El desenlace fue muy emocionante. Bland dio un golpe de categoría al torneo al embocar un putt muy largo de birdie en el hoyo 18. Aún quedaban muchos partidos por detrás pero su resultado de -13 tenía muy buena pinta. Poco después pareció que el triunfo sería para Migliozzi. Logró dos grandes birdies en los hoyos 15 y 16 para empatar con Bland, pero después se le escapó una gran oportunidad en el 17. Pateó para eagle desde unos once metros y firmó tres putts. En el 18, sin embargo, el italiano salvó un par antológico con un segundo golpe sublime desde el rough con el híbrido y una espléndida recuperación desde el búnker. En el desempate, eso sí, volvió a hacer tres putts y puso en bandeja el triunfo a Bland.

En cuanto a los españoles, el domingo fue para olvidar. Los mejores clasificados han sido Adrián Otaegui (-1) y Alejandro Cañizares (-1), que han compartido el puesto 40º. Ambos firmaron una tarjeta final de 71 golpes.

Consulta aquí los resultados finales del British Masters