Inicio Grandes Circuitos European Tour The Belfry se prepara para una ‘volata’ de época
Eddie Pepperell manda en The Belfry delante de una jauría

The Belfry se prepara para una ‘volata’ de época

Compartir
Eddie Pepperell, en el British Masters esta semana. (© Golffile | Thos Caffrey)

Eddie Pepperell (-10) ha tomado el mando del pelotón en el British Masters después de la tercera jornada. Sí, está en cabeza, pero apenas saca media rueda a sus perseguidores, y por detrás se ha montado un pelotón de cuidado. Este sábado en el Brabazon Course de The Belfry está todo preparado para una ‘volata’ de época. Hay nada menos que 16 jugadores separados únicamente por tres golpes, 21 en cuatro y 26 en cinco. Perdonen el tópico pero viene al pelo: puede pasar cualquier cosa.

Si alguien se merecía la invitación al US Open era Phil Mickelson…

Edoardo Molinari (-9), uno de los seis perseguidores que están a un golpe de Pepperell, es la viva demostración que este sábado en The Belfry podemos tener varios infartos deportivos. El italiano ha entregado una tarjeta sublime de 64 golpes, con nueve birdies y un solitario bogey, y ha dado un salto de gigante en la clasificación. Ha pasado de superar el corte por apenas dos golpes de margen a salir en el partido estelar. Extraordinario.

Cuando sonó la campana, sólo Silvia Bañón aguantaba en pie

Cualquiera que este sábado sea capaz de soltar un zarpazo similar viniendo por detrás, se puede llevar el torneo. Y en este paquete de jugadores aspirantes podríamos incluir a Adri Arnaus (-4). En principio, el golfista de Moià, con un resultado hoy de 71 golpes, se ha quedado fuera de la ecuación ganadora, pero una tarjeta de 64 golpes y un registro final de -12 pondría muchísima presión a los que van por detrás. Ni siquiera habría que descartar la victoria.

Obviamente, es muy complicado pensar en una remontada de este calibre teniendo a 26 jugadores por delante, pero The Belfry ha demostrado que es posible, ya que distingue de manera casi judicial a los que juegan bien de los que no tienen su día. Si andas muy fino se pueden hacer muy pocas, pero si te atragantas con el rough alrededor de green y no tienes el día con los hierros, es difícil bajar del par.

La recuperación ‘imposible’ (y su historia) de Jordan Spieth en el Byron Nelson

Arnaus, al menos, ha conseguido mantenerse en el torneo, que no es poco tal y como arrancó el día. Pasó los nueve primeros hoyos con un parcial de tres sobre par. Estaba diciendo adiós a cualquier opción de plantar batalla o hacer algo interesante, pero la reacción ha sido espléndida… una vez más. Hay que resaltar la enorme capacidad que tiene Adri para darle la vuelta a un mal día. Ha conseguido un parcial de cuatro bajo par en los segundos nueve y, al menos, pueda o no pelear por el triunfo mañana, sí que tendrá opciones de hacer algo importante, soñando por qué no con otro top ten.

Hay que recordar que el British Masters es el primer torneo de una mini gira de tres que decidirá qué diez jugadores se clasifican para el US Open. Cada punto vale su peso en oro y Arnaus lo tiene muy claro. En esta misma situación se encuentran Sebastián García Rodríguez (-3) tras hacer 69 golpes, Alejandro Cañizares (-2) o Adrián Otaegui (-2). Todos están a una gran vuelta de hacer un resultado potente esta semana.

Arnaus va a la caza de MacIntyre… a corto y medio plazo

Entre los jugadores que están arriba en un pañuelo para pelear por la victoria hay nombres tan interesantes como Robert MacIntyre (-9), Dean Burmester (-9), Guido Migliozzi (-9), Calum Hill (-9), Justin Harding (-8), Andy Sullivan (-8), Matthias Schwab (-8), Danny Willett (-7), Chris Wood (-7) o, cuidado, Sam Horsfield (-5). Recuerden que el ganador y casi diríamos que el top 5, además del triunfo, se juegan mañana el US Open. Es como jugar un torneo del European Tour y una previa para un Grande en un solo día a 18 hoyos. Bendito The Belfry.

Consulta aquí los resultados en directo del British Masters