Inicio Grandes Circuitos European Tour Una primera ensalada de historietas y datos dubaitís

Una primera ensalada de historietas y datos dubaitís

Compartir
Escultura de Idriss B en el Emirates Golf Club. © Tengolf

Como ya se informó en esta página, lo dijo Lee Westwood en la rueda de prensa posterior a su triunfo de este domingo en Abu Dhabi y en referencia a su longevidad competitiva: “no hay atajos, es sólo duro trabajo”. Y del dicho, al hecho, porque el inglés no ha modificado el plan de trabajo establecido para hoy, ya en Dubai, y estaba con Phil Kenyon en el putting green del Emirates Golf Club trabajando el putter. Muy mal no le ha ido en los greenes del Abu Dhabi Golf Club, pero el proceso es el proceso, el método es el método, y Westwood aún tiene que afinar ese grip en pinza que estrenaba hace poco, precisamente bajo supervisión del gurú Kenyon.

¿Por qué es tan bueno Lee Westwood? Hablan Sergio García y Rafa Cabrera Bello

Recordemos que, entre torneo y torneo, los jugadores se toman el lunes muchas veces como mero día de transición y descanso, aunque es cierto que también alguno aprovecha incluso para jugar el campo.

Lee Westwood hoy lunes en el putting green del Emirates Golf Club. © Tengolf
Lee Westwood hoy lunes en el putting green del Emirates Golf Club. © Tengolf

– Westwood, por cierto, no ha ganado nunca el Dubai Desert Classic, aunque estuvo muy cerca en dos ocasiones. La primera, en 2010, cuando perdía un desempate ante Miguel Ángel Jiménez; y la segunda, en 2012, cuanto terminaba segundo a un golpe del ganador, Rafa Cabrera Bello. Razones tendría de calificar como ‘pérfida’ a la Armada española… Por lo demás, digamos que no es porque no lo haya intentado: de las treinta ediciones que ya se han disputado de este torneo, el inglés ha jugado 24, que se dice pronto.

Blog de Nacho Elvira | Cuando uno lo que busca es pasarse (lo justo) de revoluciones…

– Bryson DeChambeau defiende título esta semana en Dubai. El estadounidense, que ha ganado unos cuantos kilos de músculo en el gimnasio, no pasa por su mejor momento, y hoy estaba ya a las ocho de la mañana en la calle de prácticas del Emirates, el primero en llegar.

VÍDEO | Aquellos chalados con sus locos cacharros

Y puestos a hablar de horarios y calle de prácticas, digamos que hoy lunes el último en marcharse ha sido Jorge Campillo. Al extremeño se le ve satisfecho con el arranque de temporada, muy positivo, y su estreno en competición con Jesús Legarrea en la bolsa ha sido satisfactorio. Enseguida, no hay más que verlos, han engranado un excelente tándem.

VÍDEO | ¿Por qué este año se van a ver menos birdies (y más bogeys) en Dubai?

El Majlis course del Emirates Golf Club, donde se juega el torneo, está sembrado de unas curiosas figuras. Son unas particulares esculturas de animales, sobre todo monos y gorilas, algunas de ellas realmente grandes y poderosas. Son obras de Idriss B y van a dar mucho juego fotográfico durante toda la semana, pueden ustedes apostar por ello.

Escultura de Idriss B en el Emirates Golf Club. © Golffile | Thos Caffrey
Escultura de Idriss B en el Emirates Golf Club. © Golffile | Thos Caffrey

Imposible rematar esta ‘ensalada’ sin recordar, como cada año, algunas de las excelencias conquistadas por el golf español en el Emirates Golf Club. No olvidemos que este campo, si hablamos de golf profesional de alta competición, es con mucha diferencia donde más victorias y éxitos ha logrado la Armada en toda la historia. Recreémonos: en 27 ediciones jugadas en este campo (dos no se disputaron en él y en otra, la primera (1989), no jugó ningún español) la Armada atesora seis victorias, tres segundos puestos y cuatro terceros. Dicho de otro modo, prácticamente en una de cada dos ediciones, hay un español en el top 3 y en una de cada cuatro, sencillamente gana.

Éxito total (con algún matiz) del nuevo plan contra el juego lento

Quedan días por delante hasta el inicio del torneo, así que esta información habrá que manejarla con prudencia, pero los partes meteorológicos hablan de una semana ventosa y, más en concreto, de cuatro jornadas de competición, todas, en las que habrá mucho más que una brisa llevadera, con rachas y picos que rondarán los 40 kilómetros por hora, con especial mención para el domingo, donde la intensidad podría ir en aumento. Nos vamos a divertir.