Inicio Grandes Circuitos PGA Tour La respuesta de Sergio García a uno de los grandes debates del...
¿Usted prefiere jugar los torneos compartiendo partida con amigos o no?

La respuesta de Sergio García a uno de los grandes debates del golf

Compartir
Sergio García, el pasado domingo en el Sentry TOC de Hawái. (Photo by Cliff Hawkins/Getty Images)

Hay pocos planes que puedan superar a una buena partida de golf con amigos. Si además le añadimos un suculento hoyo 19 de postre la propuesta es imbatible. Nadie lo duda. Sin embargo, ¿qué ocurre si en lugar de ser una inocente partida de martes, por ejemplo, se trata de un torneo? ¿Qué pasa cuando hay competición de por medio¿ ¿Sigue usted pensando lo mismo? ¿Prefiere jugar con amigos o en este caso es mejor ir acompañado por un desconocido? ¿Jugar con su hermano, socio o ‘partner’ habitual es una motivación o le despista cuando hay un interesante botín de por medio? Aquí ya no hay tanta unanimidad… Y mucha menos cuando saltamos al mundo profesional, donde hay en juego mucho más que un trofeo, un regalo o un viaje a las Maldivas.

Este es uno de los grandes debates del golf y los profesionales andan bastante divididos. No son pocos los golfistas españoles que han confesado a Ten Golf, pública o privadamente, que eso de jugar con un amigo una vuelta de competición en un torneo no está mal, pero que bastante mejor si se puede evitar. Esta sensación se multiplica cuando es el último día y está en disputa la victoria. Hay jugadores a los que el efecto amigo les distrae, les influye negativamente por el simple hecho de que la afinidad con él ‘obliga’ a estar más pendiente. Si le va mal porque se sufre y se le va bien porque no quieres sacarlo de su ‘burbuja’. No es una situación cómoda para muchos.

Los datos de Hawái que sacan una sonrisa a Rahm… y a Callaway

Otros, por el contrario, tienen claro que siempre, sí o sí, prefieren jugar con amigos. Es el caso, por ejemplo, de Tiger Woods con Justin Thomas o viceversa. También le ocurre a Sergio García. Así lo reconocía esta pasada madrugada durante la entrevista previa al Sony Open, torneo del PGA Tour que arranca este jueves. Realizaba esta confesión. «A mí siempre me gusta jugar al golf con gente con la que me llevo bien. Lo prefiero. Esto no quiere decir que no le quiera ganar, por supuesto que quiero hacerlo. Al final somos competidores, pero para mí es muy importante competir con una buena energía. Mi partida ideal es que mi amigo juegue muy, muy bien ese día y yo juegue aún mejor y le gane. Nunca estoy pensando en que él juegue mal para vencerle, al contrario, quiero que me apriete al máximo para sacar lo mejor de mí y poder ganarle así», explica.

El Masters permitirá el acceso a un número muy limitado de público

Sergio tiene muy claro el lado del debate en el que se encuentra. Y es que para él la amistad tiene un valor muy importante. La mejor manera de demostrarlo es con esta sentencia categórica. «Si tuviera que elegir, prefiero retirarme con cinco, seis o siete muy buenos amigos en el Tour que con dos victorias más», asegura. Es una afirmación valiente y no todos la compartirían. Obviamente, también se pueden hacer las dos cosas, tener muchos amigos y ganar muchos torneos, pero se entiende perfectamente el sentido de lo que dice Sergio.

En esta línea, se puede decir que el golfista de Borriol ha tenido suerte con sus horarios de salida en las dos primeras rondas del Sony Open. Jugará, como el domingo en el Sentry, con Joaquín Niemann, un buen amigo suyo. Nunca antes habían jugado juntos una vuelta de competición y ahora lo harán tres veces consecutivas. «Nos conocimos hace mucho, cuando Joaco jugó y ganó dos años seguidos el torneo junior que nosotros organizamos en Estados Unidos. No hablamos mucho porque él era bastante tímido entonces, pero conectamos bien. A los dos nos gustan mucho los deportes, tanto verlos por la tele como practicarlos, como el tenis, y disfrutamos mucho cuando jugamos juntos al golf», explicó.

El vertiginoso Proceso, según Joaquín Niemann

El chileno, por su parte, ratifica las palabras de Sergio. También disfruta mucho jugando con él y agradeció su comportamiento el pasado domingo. «Fue muy importante para mí. Estuvo los últimos nueve hoyos alentándome y apoyándome en cada golpe. Después me esperó casi una hora a que jugara el desempate, se quedó conmigo y me dijo unas buenas palabras al acabar: quédate con todo lo bueno que ha hecho esta semana que es mucho. Fue muy importante para mí después del sabor agridulce de haber perdido en el playoff. Ojalá algún día podamos jugar juntos un domingo peleando por la victoria en el torneo», añadió.

Y usted en qué lado de la balanza se coloca, ¿prefiere jugar los torneos con un amigo o mejor quedan ya para verse en el bar?

¿Cuál es el mejor juego de palos que puedo comprar a un niño?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here