Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Operación rescate: la odisea de llegar a USA para jugar el PGA...

Operación rescate: la odisea de llegar a USA para jugar el PGA Tour

Compartir
Sergio García y su caddie Mike Kerr miran una caída en el Saudi International. (© Golffile | Thos Caffrey)

Para estas cuentas ni siquiera hace falta calculadora. Si un jugador residente fuera de Estados Unidos quiere llegar a tiempo para jugar el Charles Schwab Challenge deberá aterrizar en el país de Donald Trump como muy tarde el 27 de mayo. Y eso ya es el límite. Teniendo en cuenta que todos los viajeros deben someterse a una cuarentena de 14 días, supondría empezar la misma el 28 de mayo y acabarla el día 10 junio, inclusive, por tanto, 24 horas antes de empezar el torneo en Colonial.

Carlota y Azahara, a muerte con sus caddies pese al Covid-19

Como decimos este es el límite, límite, algo casi kafkiano. Lo normal es llegar al Colonial Country Club como mínimo el martes previo al inicio del torneo, es decir, el día 9 de junio con el objetivo de poder practicar el campo y reactivar el cuerpo tras 14 días de cuarentena. Para ello, habría que adelantar como mínino dos días el viaje y la cuarentena, en definitiva llegar a Estados Unidos el día 25 de mayo. Esto es el próximo lunes. Así, los jugadores de fuera que quieran disputar el primer torneo del PGA Tour tras el coronavirus y que aún no hayan viajado se empiezan a encontrar en una situación límite.

Podcast: Marta Sanz y la gran noticia del golf español en el Covid-19

Pero claro, esto no es tan simple como meterse en internet, buscar un vuelo, sacar la tarjeta, pagar y viajar. Hay países que tienen impuestas unas restricciones muy importantes para salir y con estos problemas se están enfrentando muchos jugadores. Tal es la maraña burocrática que algunos golfistas ya han manifestado que no van a jugar los primeros torneos del PGA Tour en el regreso. Que se sepa hasta la fecha algunos de ellos son Adam Scott, Lee Westwood, Francesco Molinari, Tommy Fleetwood y Henrik Stenson. Y hay algunos más. Las bajas no son cualquier cosa.

Adam Scott desconfía del protocolo del PGA Tour

Con el mismo problema que los jugadores se están enfrentando los caddies. Son muchos los que llevan horas negociando con sus países y peleándose con una montaña de papeles para poder viajar a Estados Unidos. Cada país tiene sus propias dificultades. En Sudáfrica, vivero importante de caddies, algunos con la bolsa de los mejores jugadores del mundo al hombro, es una caso paradigmático. Mike Kerr, caddie de Sergio García nacido en Zimbabue pero residente en Sudáfrica, aún no ha podido salir. Si quiere llegar a tiempo para el torneo se encuentra ya a contrarreloj. Las negociaciones del propio Kerr, los agentes de Sergio García y el PGA Tour están siendo muy intensas en las últimas. De hecho, si hay muchos que podrán jugar en Colonial es gracias al hilo directo que está habiendo entre el circuito americano y la Casa Blanca en todo este asunto.

Ahora mismo no se puede garantizar que los jugadores y caddies que están intentando llegar a Estados Unidos puedan estar a tiempo para el torneo de Colonial. La operación rescate está en marcha y veremos en la próximas horas los resultados. Es muy probable que algún jugador se vea obligado a improvisar caddie para el regreso del PGA Tour.

Oferta de suscripción a Ten Golf con un 40% de descuento para celebrar la vuelta

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here