Inicio Grandes Circuitos Serial: Por Seve, para Seve y, sobre todo, con Seve

Serial: Por Seve, para Seve y, sobre todo, con Seve

Compartir
Sergio García posa con el trofeo conquistado en 2008.

Descorremos las hojas del calendario hacia atrás y nos plantamos en el 26 de octubre de 2008. Domingo para más señas. Sí, muy cierto, siempre, o casi siempre, va a caer en domingo la historieta de este serial. El baúl de los recuerdos se detiene esta vez en Castellón, en el Club de Golf del Mediterráneo. Ocurrió lo que todo el mundo pensaba que iba a ocurrir y que, por otro lado, tan complicado es que ocurriera. Sergio García ganó en casa, en su torneo, en su campo, donde echó los dientes, a dos pasos de su casa, en Borriol, ante su público y ofreciendo una exhibición gigantesca.

Serial: Durmiendo en un coche pocas horas antes de levantar el trofeo (Álvaro Quirós)

Sergio se impuso con tres golpes de ventaja sobre Peter Hedblom, algo que seguramente muchos recordarán. Lo que seguramente retienen pocos en la memoria es que en tercer lugar terminó un joven Alex Noren, a cinco impactos de García, y que Rory McIlroy finalizó en el top ten. El norirlandés ya había estado a punto de lograr su primera victoria en el European Tour apenas unas semanas antes en el Omega European Masters de Suiza.

Serial: Jeff, la ficha del casino y el murmullo de Belfry (Gonzalo Fernández-Castaño)

Es probable que no muchos se acuerden de que Sergio ganó con tres vueltas por debajo de 67 golpes, que sí, que era su campo y tal, pero firmar semejante demostración cuando toda la presión y todos los ojos están posados sobre uno es realmente complicado. Además, el de Borriol no jugó aquellos días al ciento por ciento, ya que un problema nervioso en su codo izquierdo le estuvo dando la lata.

Serial: La Blackberry, el hierro 2 y los calcetines del jueves (Pablo Larrazábal)

En cualquier caso, el nombre más importante del golf español esa semana no era Sergio García sino Severiano Ballesteros. El gran Seve. El genio cántabro estaba jugando esos días su particular torneo contra el cáncer. Permitan el topicazo. Pero así era. El viernes del Castellón Masters, justo el día que se jugaba la segunda jornada, era operado por tercera vez en diez días de un tumor cerebral en el hospital madrileño de La Paz. Todas las palabras y los pensamientos estaban con él esa semana.

Serial: En las pesadillas de Karlsson siempre aparece ‘el Pisha’ (Miguel Ángel Jiménez)

García logró la segunda de sus tres victorias en 2008 en su casa, pero todo su recuerdo fue hacia Seve. Ganó por Seve, para Seve y, sobre todo, con Seve. Lo tuvo en su mente cada día. Sin duda, el mejor aliado.

Serial: Y de pronto un «yes» atronador desveló a España de madrugada… (Sergio García)

Sergio levantó el trofeo de campeón y rompió a llorar. Era su decimoquinta victoria entre el European Tour y el PGA Tour y la primera vez que se emocionaba. La primera y la última… hasta el Masters de Augusta de 2017. Sólo por eso pueden ustedes hacerse una idea de lo importante que fue aquella conquista en el campo donde tantos y tantos años estuvieron trabajando Víctor y Consuelo, sus padres. El campo que hoy en día es de la familia.

Serial: Ni Rory, ni KJ, ni Trevor, aquí quien manda es Miguel (Miguel Ángel Jiménez)

Así lo contamos en Ten Golf en 2008:

– UN PROFETA DE NEGRO

– «Es la primera vez que lloro en una entrega de premios»

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here