Inicio WGC WGC Dell Technologies Match Play Sin opciones: mucho Perez… y muchísimo Scheffler
Crónica de los cuartos de final del WGC Dell Technologies Match Play

Sin opciones: mucho Perez… y muchísimo Scheffler

Compartir
Scottie Scheffler durante la jornada del sábado en el Austin Country Club. © Golffile | Eoin Clarke
Scottie Scheffler durante la jornada del sábado en el Austin Country Club. © Golffile | Eoin Clarke

No ha podido cumplirse el sueño del golf español de meter a dos jugadores en las semifinales del WGC Dell Technologies Match Play, también por primera vez en la historia, como ya lo había sido el hecho de coincidir dos en cuartos. Por desgracia, tampoco el de meter al menos a uno, como ya había ocurrido en tres ocasiones (Sergio García en 2010, Rafa Cabrera Bello en 2016 y Jon Rahm en 2017). Sergio García caía ante Victor Perez (4 y 3) y Jon Rahm hacía lo propio ante Scottie Scheffler (3 y 1), dos rivales que sencillamente han sido hoy superiores. Ni más, ni menos.

Así vivimos los cuartos de final del WGC Dell Technologies Match Play

Vayamos por partes. Sergio García, que había recuperado la chispa en el partido de esta mañana ante Hughes, tras el ligero bajón de juego y acierto mostrado ayer ante Wallace, no ha podido mantener el listón ahí arriba, bien alto. Le ha costado dejarse buenas opciones de birdie y tampoco ha encontrado ese momento ‘especial’, esa acción concreta que pudiera darle un volantazo al duelo. Perez había fallado en el hoyo 1 (bogey), así que el asunto no pintaba mal de entrada, pero el galo demostraba enseguida que aquello era un espejismo: birdie en el dos, nuevo birdie en el 3… Cogía las riendas y ya no las iba a soltar. Es más, desde ese punto en adelante ya sólo iba a fallar un golpe, el segundo tiro en el hoyo 5. Y pare usted de contar.

Rahm y García recuperan la identidad para liquidar a Hughes y Van Rooyen

No es que Perez se haya hinchado de hacer birdies, pero llevaba muy exigido al español, sin dar ventajas, muy ordenado y resolviendo cualquier pequeño problema en los greenes con gran autoridad. Para doblegar hoy a este jugador había que estar especialmente lúcido, certero y hasta brillante, y Sergio no ha encontrado la manera de instalarse unos cuantos hoyos seguidos en tal estado. La prueba es que sólo conseguía firmar un birdie y de tal guisa Perez no se veía ni siquiera obligado a forzar la máquina.

En cuanto a Jon Rahm… Es cierto que al de Barrika, otra vez, le ha costado un poco entrar en el partido (le ha costado durante toda la semana hincarle el diente al primer tercio del recorrido texano), pero también lo es que hoy Scottie Scheffler ha sido algo más que un muro. El joven estadounidense ha firmado siete birdies en 16 hoyos, distribuyéndolos además del modo más adecuado a lo largo y ancho de la vuelta, sin bajar el pistón, sin hacer un solo bogey o siquiera acercarse remotamente a hacerlo… Lo que se dice un muro infranqueable. En la línea de Perez, pero además con un punto o dos más de acierto anotador en los greenes.

Sergio y Jon se meten en cuartos y hacen historia en el golf español

La cabalgada al galope que iniciaba Jon en el hoyo 13, encadenando hasta cuatro birdies consecutivos (13, 14, 15 y 16) no era ninguna broma. Es más, si nos vamos un poco más atrás habría que señalar que el vasco registraba un magnífico parcial de seis menos en los últimos once hoyos en juego, del 7 al 17, un ataque tan potente como sostenido que hubiera hecho vacilar a cualquiera. No a Scheffler. Hoy no, al menos. El de Dallas aceptaba el reto sin mudar el gesto y con un aplomo sorprendente, dada la altura del desafío. Visto lo visto, a toro pasado, la clave del duelo pudo estar en el hoyo 10. Venía Jon remontando a base de birdies, pues en apenas tres hoyos había pasado de tres abajo a sólo uno abajo, pero en ese hoyo 10, después de un buen segundo tiro del español, su rival respondía con uno todavía mejor y además convertía luego el birdie. A eso se le llama dar un portazo.

Así vivimos los octavos de final del WGC Dell Technologies Match Play

Rahm, todo pundonor, amor propio e instinto competitivo, no iba a dejar de creer hasta que no estuviera de verdad eliminado y en la ducha. Así, embocaba un chip de birdie en el 14; y pegaba acto seguido un golpazo en el 15 desde la calle; y hasta se quedaba a las mismísimas puertas del eagle en el 16… Hoy no era el día, no le demos más vueltas. Mucho Perez. Y muchísimo Scheffler. El francés luchará por la final contra Billy Horschel, y el estadounidense lo hará ante su compatriota Matt Kuchar. Ya ven ustedes, al final tenemos a tres de las barras y estrellas en las semifinales…

Podcast: Todo lo que hay detrás de un hoyo en uno que nunca olvidaremos

Billy Horschel gana a Tommy Fleetwood en el hoyo 19. Una desgracia. Eso es lo que le ha tenido que pasar a Tommy Fleetwood para perder su partido ante Billy Horschel. Lo ha dominado casi de cabo a rabo, sin estridencias, sin hacer nada del otro mundo, pero también sin sufrir un pelo. Ha tirado de manual y ha jugado sin cometer errores durante 18 hoyos para ir empujando fuera del cuadrilátero a Horschel. El problema es que este norteamericano no es de los que se deja avasallar así como así. Ha sabido aguantar el empuje inicial de Fleetwood y ha esperado agazapado su momento. Ha ganado el 12 cuando estaba contra las cuerdas y, sobre todo, ha rubricado un gran birdie en el hoyo 17 cuando no le quedaba otra que recuperar un hoyo con Fleetwood. Ha pegado un tirazo y ha metido un gran putt de dos metros y medio. Del resto se ha encargado Fleetwood. Primero dejando escapar una gran opción de birdie de algo menos de cuatro metros en el 18 y después con un fuera de límites extrañísimo en el 12… Golpe rarísimo que le ha costado el pase. Se lo ha dejado todo en el 12, lo perdió en la ronda regular y en el desempate.

La matanza de Texas

Matt Kuchar ha ganado a Brian Harman por 2 y 1. Si algún día en su casa se queda sin ventosas, por ejemplo, para colgar los trapos de la cocina o fijar un mueble al suelo, no lo dude, llame a Kuchar y Harman SL y encontrará las mejores. Seis birdies han hecho cada uno. Los dos se han hartado de meter putts de todos los colores. Kuchar ha metido dos putts de más de seis metros y otro más de cuatro y medio. Oro en paño en un duelo de match play. Harman ha aguantado como ha podido y ha vendido muy cara su derrota, pero al final ha tenido que ceder ante uno de los reyes del match play y de este campo. Kuchar es el único que ha ganado los cinco partidos y con este año ha alcanzado las semifinales de este torneo en cuatro ocasiones. Sólo Tiger Woods lo iguala. Kuchar terminó ganando a Harman en el 17 con un putt, claro, de tres metros… Como churros.

Consulta aquí los resultados en directo