Inicio PGA Championship PGA Championship 2020 Manda la cachaza de Dustin Johnson en un PGA desconcertante
Dustin Johnson lidera el PGA Championship con un golpe sobre Champ y Scheffler

Manda la cachaza de Dustin Johnson en un PGA desconcertante

Compartir
Dustin Johnson, durante la tercera ronda del PGA Championship.

Nadie sabe poner la cara de póker cuando sufre un doble bogey como Dustin Johnson (-9). La clave es que no fuerza, no actúa, no es una respuesta estudiada y trabajada en el diván del psicólogo. A DJ le sale de manera natural. Cuenta con ello. Tiene interiorizado que esas cosas pasan y que, del mismo modo que viene lo malo, puede hacer cuatro birdies en los siguientes ocho hoyos.

Esta cachaza tan suya e intransferible le permite sobresalir especialmente en campos como el TPC Harding Park, donde lo mismo te acecha un doble bogey como pateas seis hoyos seguidos para birdie desde distancias razonables. Es un PGA Championship desconcertante y ahí la templanza gana. Por ello, Dustin Johnson (-9) es el líder en solitario del primer Grande de la temporada a falta de 18 hoyos. Por ello y porque está pateando como nadie en unos greenes que muchos jugadores no son capaces de descifrar. El sábado metió más de 40 metros de putt en todo el día para rubricar una vuelta de 65 golpes con ocho birdies, su mejor marca de siempre en una ronda de Major.

Una reflexión de Tiger Woods sobre su futuro en los Grandes

El PGA es desconcertante porque el juego es una montaña rusa. Lo mismo da la sensación de que todos están haciendo birdies, cazando calles y pateando como los ángeles, como de repente empiezas a ver jugadores por los árboles, peleándose con el rough o fallando putts relativamente sencillos. Es un campo de minas y flores a partes iguales y no hay nada mejor que el carácter de DJ para lidiar con tanto sobresalto.

Eso sí, quedan 18 hoyos y todavía pueden pasar muchas cosas en el PGA. El campo de San Francisco ha demostrado que se pueden hacer vueltas bajas y Dustin Johnson es un líder imprevisible. Puede dispararse y ganar el torneo con comodidad si todo le sale rodado, pero también puede tener un día torcido, empezar a fallar putts, atascarse y ver cómo le acaban pasando por la derecha.

Jon Rahm (-3): “Me han faltado un par de birdies, pero esto aún no ha terminado”

A su estela tiene a once jugadores separados por tres golpes. Una bomba de relojería. A un impacto se han colocado los novatos Scottie Scheffler (-8) y Cameron Champ (-8). En teoría ellos deberían notar la presión de verse por primera vez con opciones de ganar un Grande. Son muy buenos, tienen mucho birdie y una pegada enorme, pero tendrán que lidiar con una tensión que pesa como una losa.

A dos golpes están Paul Casey (-7), Brooks Koepka (-7) y Collin Morikawa (-7), tres candidatos más que serios a moverle la silla a DJ. Casey ha sido seguramente el que mejor ha jugado este sábado de tee a green, aunque le ha faltado instinto asesino con el putt y Morikawa ya ha demostrado que tiene uno de los swings más sólidos del ‘mercado’ y maneja la presión con una soltura que sorprende por su juventud.

Un infiltrado en el PGA: Chinese DeChambeau y los insólitos trucos de Mike

La lógica apunta a que el gran enemigo de Johnson es Koepka, sobre todo al ver cómo renacía de sus cenizas cuando estaba diciendo adiós al torneo. Tres bogeys seguidos entre los hoyos 13 y 15 lo sacaban de la ecuación, pero se volvía meter de lleno con dos birdies marca de la casa en el 16 y 18. Es el ‘malo’ de la película al que hay que rematar veinte veces para que no aparezca más en escena.

A tres golpes de Dustin Johnson hay un grupo de jugadores muy peligroso: Bryson DeChambeau, Tony Finau, Justin Rose, Jason Day, Daniel Berger y Tommy Fleetwood. A nadie le debería extrañar que cualquiera de ellos se hiciera el domingo una ronda muy baja y se llevara el PGA. Tienen la capacidad más que sobrada.

A partir de aquí, quien quiera ganar el PGA y no esté entre esos trece jugadores estará obligado a hacer algo muy especial. Viendo los nombres que están arriba, resulta difícil pensar que ninguno de ellos lo hará lo suficientemente bien como para frenar una posible remontada de esos que están con -5 o más atrás.

Consulta aquí los resultados en directo