Inicio Grandes Circuitos European Tour Larrazábal leyó un sms en su móvil el martes y esbozó una...
Declaraciones de Pablo Larrazábal tras la primera ronda del Tenerife Open

Larrazábal leyó un sms en su móvil el martes y esbozó una sonrisa…

Compartir

Pablo Larrazábal (-5) aprendió una lección la semana pasada en el Gran Canaria Lopesan Open en Meloneras Golf. Sí, ya saben cómo es este deporte, pasan los años, caen las victorias, se suma mucha experiencia cada semana y nunca se deja de aprender. Después de una muy buena primera ronda no consiguió activarse bien para la segunda y le costó un mal resultado y, lo que es peor, el corte.

Higgo y una media de 63,6 golpes que no entra en cabeza alguna…

No fue ningún desastre, pero sintió que el trabajo previo a la vuelta no fue como debía. Es cierto también, tal y como confesaba hoy a Ten Golf, que le cuesta más al golfista barcelonés cuando juega la primera ronda por la mañana y la segunda por la tarde. Pasa demasiado tiempo entre ambas y no es fácil rellenar tanto hueco para llegar al día siguiente al tee del 1 al ciento por ciento. Es por ello que cuando el martes le llegó el sms del Tour anunciándole sus horarios de jueves y viernes en Costa Adeje esbozó una amplia sonrisa…

Cuando el mejor psicólogo es tener una mosca cojonera en la bolsa…

La sensación de Larrazábal está completamente apoyada con datos. De sus cinco victorias en el European Tour, cuatro fueron jugando en turno de tarde y mañana. La única que sucedió al revés fue, curiosamente, la última en el Alfred Dunhill Championship de Sudáfrica. Está claro que hay una tendencia clara. Es la demostración empírica.

Arnaus y Anglés dan dos y tres giros de tuerca

Pablo ha jugado muy bien al golf esta tarde en su estreno en el Tenerife Open, pero tiene claro que habrá que seguir haciendo birdies para mantenerse arriba y darse una opción el domingo. De hoy se queda con un par de recuperaciones magistrales, especialmente la del hoyo 8, y con su segundo tiro en el 18, directo al trapo. Ha pateado para eagle y ha sacado un birdie cómodo para cerrar su vuelta.