Inicio Grandes Circuitos European Tour Partido estelar de rehabilitaciones ilustres y con reflejos dorados de la Ryder...

Partido estelar de rehabilitaciones ilustres y con reflejos dorados de la Ryder 2014

Compartir
Victor Dubuisson y Graeme McDowell en la Ryder 2014 en Gleneagles. © Golffile | David Lloyd
Victor Dubuisson y Graeme McDowell en la Ryder 2014 en Gleneagles. © Golffile | David Lloyd

Graeme McDowell (-12) está siendo seguramente el mejor en este Saudi International, al menos a lo largo y ancho de los primeros 54 hoyos. No es raro, por tanto, que sea el líder en solitario tras firmar un 66 en la tercera jornada. Con y sin viento, el norirlandés colecciona ya esta semana una amplia y variada gama de excelentes segundos (o terceros…) disparos con todos los hierros de la bolsa.

Sergio García: «Parece que los greenes se están vengando del año pasado»

Victor Dubuisson (-11) será el partenaire de G-Mac en el partido estelar del domingo después de firmar el mejor resultado en la tercera ronda, un 65 que también han entregado Poulter, Koepka y Detry. Excelente registro en un sábado algo más ventoso que el resto de las jornadas, aunque el mérito de Dubuisson es notoriamente superior, puesto que los otros tres, saliendo mucho antes a jugar, han disfrutado de varias horas en el campo sin apenas viento.

A ver quién es el guapo que no es supersticioso

Norirlandés y galo van a partir con una ventaja considerable, puesto que Gavin Green (-9) no ha podido hoy jugar bajo par y Victor Perez (-7) ha patinado. Renato Paratore (-7), Dustin Johnson (-7), Brooks Koepka (-6) y Phil Mickelson (-6) andarán también al quite. Ahí están los tres ilustres norteamericanos, dejándose ver. Seguro que algo tienen aún que decir.

Arnaus se sobrepone a la frustración y a una noche de cuchillos largos

G-Mac y Dubuisson, es curioso, se convirtieron juntos en una pareja letal en la Ryder de 2014, disputada en Gleneagles, ganando por paliza los dos foursomes que disputaron juntos. El británico, además, ganaría luego su individual para hacer el pleno, mientras que el galo empataría el suyo, resultando ser la revelación del torneo en su primera (y última, hasta la fecha) participación. Allá, en tierras escocesas, se hartaron de enchufar putts para amargarles la vida a los de las barras y estrellas. Hoy han hecho lo propio en el Royal Greens saudí y lo normal es que ambos se jueguen un triunfo. El norirlandés no gana en el circuito europeo desde 2014 (aunque lo ha hecho dos veces en torneos de segunda fila del PGA Tour, en 2015 y 2019); el francés no saborea las mieles del triunfo, en ningún circuito, desde 2015. Seamos honestos: ninguno de ellos entraba en las quinielas para la Ryder 2020, pero quizá mañana haya que pensar de otro modo. Dubuisson, por ejemplo, tiene sólo 29 años y un futuro espléndido por delante, a poco que se lo trabaje de verdad y vuelva a sacar punta a su innegable talento. Esta semana, de hecho, se le ha visto más tiempo que nunca en la zona de prácticas…

La burbuja y el ‘flow’ de Phil en los greenes

No habrá, en principio, ningún español luchando por el triunfo en los nueve segundos del domingo. Adri Arnaus (-4) es el mejor colocado y sale a ocho golpes de la cabeza. Y Sergio (-3) todavía no ha encontrado la manera de ‘monetizar’ su ordenado y hasta brillante (sobre todo desde el tee) juego largo.

Consulta aquí los resultados en directo

Debacle de la Armada pero aún quedan muchos alicientes en el Saudi…