Inicio Grandes Circuitos European Tour Y de repente, dos bombas sobre el hoyo 16 del Earth Course

Y de repente, dos bombas sobre el hoyo 16 del Earth Course

Compartir
Adri Arnaus, hoy en el hoyo 18 del Earth Course. Fran Caffrey | Golffile

Se esperaba con ganas el duelo de pegadores entre Adri Arnaus y Thomas Pieters. No es la primera vez que juegan juntos, pero nunca antes habían coincidido en un recorrido donde los bombarderos se sienten tan a gusto. Hoy han compartido la segunda ronda del DP World Tour Championship y había expectación. ¿Quién le pega más duro?

CRÓNICA | Rahmbo sale vivo (y aún más fuerte) de la emboscada

Sí, estamos de acuerdo, no es lo más importante cuando hablamos de golf, no es cuestión de ponerse trascendentes, se trata más que nada de un juego, una curiosidad. Simplemente, consiste en saber quién va más largo.

El asunto queda en el aire. Arnaus asegura que van muy parejos. Lo mismo dice Nacho Garrido, entrenador de Adri que ha seguido toda la vuelta de principio a fin. “No sabría decir, la verdad. Yo creo que están muy igualados. A veces se la pisa Adri a Thomas y otras veces es al revés, pero nunca hay mucha distancia entre los dos”, afirma.

VÍDEO | La sorprendente manera de discurrir de Rahm tras la puñalada…

El momento culminante de este duelo de pistoleros ha llegado en el hoyo 16. Como bien saben, los jugadores no suelen desarrollar el ciento por ciento de su potencia desde el tee en cada hoyo, más bien al contrario. Se controlan para no desbocarse en exceso y, sobre todo, con el objetivo de no llevar el swing al límite. Sin embargo, en ese hoyo 16, un par 4 con un búnker que protege el centro de la calle, no queda otra que apretar el drive si se quiere pasar ese búnker. Ahí es el único momento de la vuelta donde Arnaus diría que los dos han a pegarle a la bola ido con todo.

La conclusión de esta exhibición han sido dos bombas extraordinarias. Los dos han pasado el búnker de la calle, para lo cual, ojo al dato, hay que hacer 290 metros de vuelo. En esta ocasión, eso sí, Arnaus fue un poco más lejos, ya que con la rodada llegó hasta los 320 metros, tres más que Pieters. En cuanto a los datos fríos, Arnaus fue el más largo en la primera jornada, con una media de 340 yardas, y el tercero en la segunda con 318,5. Mientras, Pieters fue el decimocuarto en la primera con 313,5 y el cuarto en la segunda con 318.

La honestidad de Jon: al César lo que es del César y a Rory lo que es de Rory

Dicho esto, reflejada la anécdota que siempre es interesante, lo mejor de toda esta historia es la reflexión madura de Arnaus. “No nos picamos por ver quién va más lejos. Lo importante es quién hace menos golpes, no quién hace más metros”, afirma. En este sentido, esta vez, el gato al agua se lo ha llevado el belga, que ha firmado 68 golpes por los 70 de Arnaus.

Aquí os dejamos la entrevista con Adri Arnaus

 

Jon pone Dubai patas arriba con un final de ronda estratosférico