Inicio PGA Championship PGA Championship 2021 Este PGA de Kiawah se escribe con G de Grande
Mickelson y Oosthuizen lideran una clasificación apretada y fascinante

Este PGA de Kiawah se escribe con G de Grande

Compartir
Brooks Koepka, en la segunda ronda del PGA Championship.

La clasificación del PGA Championship después de la segunda jornada es una delicia. Arriba, apelotonados en apenas tres golpes, tenemos entre otros a Phil Mickelson (-5), Louis Oosthuizen (-5), Brooks Koepka (-4), Hideki Matsuyama (-3) o Gary Woodland (-2). Entre ellos cinco podrían organizar un cursillo acelerado de cómo ganar Grandes. Sólo ahí tenemos cuatro Masters de Augusta, tres US Open, tres PGA Championship y dos Open Championship, uno nada menos que en el Old Course de St Andrews. Es una clasificación que destila magia, historia y mucha emoción.

Mamá, yo quiero ser Louis Oosthuizen

Es la clasificación que ha creado el Ocean Course de Kiawah Island. ¿Una casualidad? Pues en parte sí y en parte no. Obviamente, nadie puede medir con una escuadra y un cartabón la preparación del campo para que estén arriba los mejores, o al menos una buena parte de ellos, pero desde luego el trabajo de la PGA de América esta semana para separar el grano de la paja está siendo extraordinario. El nivel de exigencia del campo es altísimo y nadie va a poner en duda de que el ganador el domingo habrá sido el mejor. Hay que jugar muy bien para estar arriba. Hay que pegar de forma espléndida al drive, hay que ser brillante con los hierros, mágico alrededor de green y eficiente con el putter. Todo a la vez. Si algo se resiente, el agua se empieza a filtrar por la cubierta.

Mickelson: como si aún luchara con Azinger, Norman, Faldo o Tom Watson…

No, no es una casualidad absoluta que la clasificación de este PGA Championship sea tan poderosa. De hecho, algo tiene Kiawah. La última vez que dos campeones de Grandes (Mickelson y Oosthuizen) compartieron el liderato en un ‘major’ después de dos rondas fue… en el PGA de Kiawah en 2012. En aquella ocasión eran Vijay Singh y Tiger Woods. Este PGA se escribe con G de Grande.

Jon Rahm pasa el corte pero se deja algunos años de vida

Los bogeys en el Ocean Course no se buscan, ni siquiera se merecen, simplemente caen, como una gota infinita. Su alianza con el viento en los dos primeros días ha hecho que sin necesidad de grandes tragedias, golpes horribles, lagos succionadores o un rough criminal, los jugadores se vayan apuntando bogeys por castigo. Son inevitables y así hay que ir administrándolos en tu tarjeta y, sobre todo, en tu cabeza. Por eso, no es raro que arriba haya ganadores de Grandes, tipos con una experiencia para aburrir, que las han visto de todos los colores y que saben mejor que nadie cuando toca tragar saliva y comerte el orgullo.

Podcast: Todos los grandes nombres, uno a uno, de la primera ronda del PGA

La segunda jornada ha sido aún más dura que la primera. Se han visto menos vueltas bajo par, el liderato no se ha movido de -5 y sólo quedan 18 jugadores ganando al campo. A los jugadores ya citados que están en lo alto de la tabla y que no necesitan presentación, hay que unir otros como Branden Grace (-3), Corey Conners (-2), Kevin Streelman (-2), Sungjae Im (-2) o Paul Casey (-2), jugones absolutos a los que se les caen los birdies de los bolsillos y cuyos hierros son de precisión máxima. También está Christiaan Bezuidenhout (-3), un tipo de golfista que, además de ser muy bueno, habría que meter entre los grandes supervivientes.

Así vivimos la segunda jornada del PGA Championship 2021

Este PGA ha castigado a otros grandes nombres como Justin Thomas, Kevin Kisner, Matt Kuchar, Tommy Fleetwood, Xander Schauffele, Adam Scott, Sergio García y, por supuesto, Dustin Johnson. Todos ellos se han quedado fuera de un corte que se marchó hasta el +5. Este PGA es exclusivo para aquellos que están jugando bien esta semana y con la sangre fría. Un buen ejemplo es Cameron Tringale. En el hoyo 13 de su segunda ronda marchaba -5, resultado del líder al final del día, y ha terminado con +8… Es un campo que hace saltar por los aires a aquellos que no sepan mantener la calma.

El fin de semana se presenta apasionante. El récord de Mickelson lo envuelve todo, pero nadie pierde de vista a Koepka y a su voracidad en los Grandes, o a Matusyama y su confirmación tras ganar el Masters. Al acecho, esperando un gran fin de semana, están Bryson DeChambeau (-1), Viktor Hovland (PAR) o Collin Morikawa (+1). La realidad es que entre el liderato y el último que pasó el corte hay apenas diez golpes. No es tanta diferencia. En Kiawah aún van a pasar cosas extraordinarias y si pensamos en ello por qué no vamos a dejar volar la imaginación y soñar con un final arrollador de Jon Rahm (+3). Está a ocho golpes, parece imposible, pero Kiawah es un lugar con magia. Que también se escribe con G de Grande.

Consulta aquí los resultados en directo del PGA Championship