Inicio Grandes Circuitos European Tour Rousaud se niega en rotundo a dar de comer a las expectativas
Crónica del turno matutino de juego de la segunda jornada del Tenerife Open

Rousaud se niega en rotundo a dar de comer a las expectativas

Compartir

Nicolai Von Dellingshausen (-16) domina con sorprendente y tirana autoridad el Tenerife Open después de firmar hoy un 62, que seguía al 64 del jueves. El alemán, jugador del Challenge Tour que entraba en este torneo casi por la puerta de atrás (categoría 21), no ha dejado títere con cabeza en las dos primeras jornadas y mira con anteojos a sus inmediatos perseguidores, que vienen a cuatro golpes. Uno de ellos es el joven español, Eduard Rousaud (-12); los otros son el escocés Scott Jamieson (-12), que hoy ha hecho diez menos en el día (61), y el australiano Scott Hend (-12).

Alfredo no descarta, a su manera, recoger el testigo de Jiménez

Von Dellinghausen, de 28 años, ha jugado hasta el día de hoy algo más de una docena de torneos del circuito europeo, donde todavía no registra ni siquiera un puesto final dentro de los diez primeros, así que está sin duda ante la semana de su vida. Aún menos experiencia tiene Rousaud, que hoy precisamente, con un registro espectacular, ha certificado su primer corte superado en el European Tour. Será por tanto una semana que nunca olvidará.

Eduard Rousaud dinamita varios muros

Reconoce Eduard que tanto ayer, jueves, como hoy, se encontraba un poco tenso a la hora de afrontar la vuelta. Lo cierto es que poco o nada se ha notado. Hoy, sin ir más lejos, cerraba una ronda de 66 golpes sin un solo borrón en la tarjeta. Además, ha jugado los hoyos más expuestos cuando el viento estaba soplando de verdad y finalizaba con un birdie sideral en el 8, el hoyo más complicado del campo con mucha diferencia (es el par 5 convertido en par 4) tras embocar un purazo de unos diez metros, y otro birdie más en el 9.

Cuando el mejor psicólogo es tener una mosca cojonera en la bolsa…

Saldrá en los últimos partidos del sábado, pero él no quiere ni pararse a pensar en ello. Va aún más allá: confesaba al terminar la vuelta que casi se había propuesto no mirar ni valorar en qué posición finalizaba el día… Será complicado que antes o después no eche un vistazo a la clasificación, o que algún buen amigo o familiar no le haga un ‘spoiler’, pero lo que él trata de explicar de este modo es que su intención (es casi un objetivo, una misión, por cómo lo expresa) es la de no dar de comer ni de beber a las expectativas. Mantenerlas ahí abajo, en el sótano, para que no se pongan a enredar.

Larrazábal leyó un sms en su móvil el martes y esbozó una sonrisa…

Para ello cuenta con la ayuda de Oriol Martínez, un amigo íntimo suyo que esta semana le está haciendo de caddie. No es que tenga mucha experiencia en estas lides, pero sí conoce bien a Eduard y, por ejemplo, tiene la ascendencia suficiente sobre él como para ‘obligarlo’ a que se centre en el siguiente golpe cuando ha cometido algún error y se deje de quejas y de gaitas.

Seguro que Alejandro Cañizares (-9), que hoy se ha encaramado a la zona caliente de la tabla, tarjeta de 65 golpes mediante, puede hacerse una idea bastante precisa de lo que está pasando por la cabeza de Eduard. Él lleva más de 350 torneos en el circuito europeo, pero en su día, recién dado el salto al profesionalismo, se encontró con una semana redonda y hasta cantó victoria en tierras rusas, allá por el año 2006. En fin, no hace falta que Rousaud gane aquí para considerar ya lo que ha hecho como un gran paso adelante. Lo dicho: su primer corte en el circuito europeo días antes de cumplir los 21 años de edad.

Higgo y una media de 63,6 golpes que no entra en cabeza alguna…

Cañi, que pateó horroroso en la primera jornada del Gran Canaria Lopesan Open de la semana pasada, se puso manos a la obra aquel mismo jueves y ha metido en vereda la herramienta. Ahora sólo le queda afinar un poco más el driver y, si lo consigue, lo normal es que lo veamos el domingo luchando por el triunfo, igual que en Austria.

También hay que destacar, por supuesto, el vueltón de Alfredo García Heredia (-9, ronda de 64 golpes) y la presencia ya asegurada de ocho españoles el fin de semana, a la espera de que se sumen algunos más una vez finalice el turno vespertino de juego. Además de Rousaud, Cañi y García Heredia, se trata de Sebas García Rodríguez (-8), que cerraba su ronda con un eagle en el 18, Eduardo de la Riva (-6), Pablo Larrazábal (-6), Adrian Otaegui (-6) y, mucha atención, el amateur tinerfeño Álvaro Hernández Cabezuela (-5), que hoy transformaba su putter en un arma de destrucción masiva y cerraba una ronda de 65 golpes, con ocho birdies en la tarjeta.

Podcast: Historias, reflexiones, cuchicheos y datos del Tenerife Open

El cuadro de la Armada, como bien puede verse, se esta pintando esta semana con colores más vivos. Y su ‘planificada’ y deseada revancha ya es un hecho. Veremos si además alguno pone la guinda el domingo.

Consulta aquí los resultados en directo