Inicio European Tour DESDE LA JAIMA Cuando el discípulo echa una mano al maestro
Apuntes y datos de la jornada de pro-am del Saudi International

Cuando el discípulo echa una mano al maestro

Compartir
Rafa Cabrera Bello y Miguel Ángel Jiménez hoy miércoles en el putting green del Royal Greens Golf and Country Club. © Ten Golf
Rafa Cabrera Bello y Miguel Ángel Jiménez hoy miércoles en el putting green del Royal Greens Golf and Country Club. © Ten Golf

Cae la tarde en Arabia Saudí. La puesta de sol es de película. A tiro de approach del green del hoyo 18, en el putting green, se encuentran Miguel Ángel Jiménez y Rafa Cabrera Bello. No queda nadie más. Acaban de terminar de jugar el ProAm. El malagueño anda algo cruzado con el putter. No se encuentra cómodo con ese palo. «Se me pone un nudo en el estómago cada vez que entro en un green», confesaba la semana pasada a Ten Golf en Dubai. Los problemas parece que no han desaparecido en Arabia y le ha pedido a Rafa, que pasaba por allí, que le echara un ojo.

Blog de David Durán | Que no nos vengan otra vez con monsergas…

El canario ni lo ha dudado. Allí han estado trabajando un buen rato, con un Cabrera Bello que fundamentalmente ha tratado de transmitirle confianza. Mañana competirán por quedar lo más arriba posible, pero hoy son compañeros y se ayudan. Es una bonita lección del golf que se repite semana a semana. No son pocas las veces que Jiménez ha estado, precisamente, al otro lado, ayudando y ofreciendo consejo al que tenía dudas.

Nos ‘colamos’ en el laboratorio de Bryson DeChambeau

– Patrick Reed ha dicho abiertamente que «la gente es injusta conmigo». El campeón del Farmers Insurance Open considera que por ser él se le mira de manera distinta y mantiene que no hizo nada irregular ni incorrecto con la bola empotrada de la tercera jornada. Por cierto, también ha confirmado que lo ha arreglado con Xander Schauffele. Hay que recordar que el domingo pasado apuntó que Reed estaba siendo protegido por el Tour. Después de decirlo le mandó un mensaje a Reed, lo comentaron vía móvil y fin de semana. «Está todo bien», ha dicho el campeón del Masters de Augusta en 2018. Por cierto, también ha declarado que se siente en el European Tour como en su segunda casa.

Empieza la cuenta atrás para cambiar palos y bolas para limitar la distancia

– Phil Mickelson sigue queriendo jugar la Ryder Cup, aunque sabe que cada año que pasa lo tiene más difícil. Por este motivo, abre la puerta a ser asistente de Steve Stricker en Whistling Straits. «Hasta ahora no he hecho nada para merecerme estar en la Ryder como jugador. Queda mucho y lo voy a intentar con todas mis fuerzas, pero si no lo consigo será un honor trabajar a las órdenes de Steve».

El precioso mensaje de Casey sobre Seve y los ‘medio-lentos’ de Campillo

Quien busque polémicas con Bryson DeChambeau a cuenta de las modificaciones que estudia introducir la USGA y el R&A para limitar la distancia de la bola, está perdiendo el tiempo. DeChambeau ha dicho que le parece bien todo lo que hagan si es buscando la integridad del golf. No tiene ningún problema con la prohibición de la varilla de 48 pulgadas que él estaba probando para poner en competición. «Bien, puede ser un poco decepcionante que no la vaya a usar después de algunos meses de trabajo, pero no pasa nada. Lo cierto es que aún no me funcionaba y casi la había descartado. El problema es que necesito otra cabeza de driver para esa varilla. Estábamos cerca, pero no pasa nada. Si no se puede usar, no la usaré. Seguiré con la mía de 45,5. No busquen controversias porque no las hay. De hecho, creo que es una ventaja para mí. No va a ser fácil que muchos jugadores lleguen a mis distancias con una varilla de 45 pulgadas. No tengo ningún problema con eso. Que cambien lo que quieran que yo trataré de sacar el mayor rendimiento a lo que haya. En cierto modo, eso sí, es halagador que hayan prohibido justo la varilla de 48 pulgadas cuando yo era el único que la estaba probando», señaló al final a modo de mínima puyita. En cualquier caso, DeChambeau lo tiene claro. «La clave para tener más distancia está en mover el palo lo más rápido posible y en eso estoy trabajando yo, más allá de la longitud de la varilla», explicó.

Nueve hoyitos de prácticas con Dustin Johnson y Phil Mickelson

– Dustin Johnson, por contra, y quizá de manera inesperada sí se quejó de la decisión de los gobiernos del golf. «No creo que sea necesario. No creo que haya mucha diferencia entre los resultados que hacemos ahora en los torneos y los que se hacían veinte años atrás. La clave es la preparación de los campos. Si pones rough y greenes duros y firmes, se harán muchas, si no lo preparas así, se harán pocas. No hay mucho más», señaló. Por cierto, respecto a ser el jugador de la historia que menos tiempo va a tener la Chaqueta Verde en su casa, Dustin Johnson ha encontrado una rápida y buena solución: «trataré de conseguir otra en abril».

Saudi International 2021: fechas, horarios y dónde ver en directo por televisión