Inicio Grandes Circuitos Turnberry, la última víctima colateral del veto a Donald Trump
El Royal and Ancient anuncia que no está en sus planes próximos jugar allí ninguno de sus torneos

Turnberry, la última víctima colateral del veto a Donald Trump

Compartir
Inbee Park, campeona, y Luna Sobrón, mejor amateur, en el British Open de 2015. © Thos Caffrey / www.golffile.ie

Los aficionados al golf van a estar algún tiempo más sin ver pasar el Open Championship por Turnberry. El Royal and Ancient lo ha dejado muy claro: «no teníamos planes de celebrar nuestros campeonatos en Turnberry y no lo haremos en un futuro cercano», señaló ayer mismo Martin Slumbers, director ejecutivo de la organización. Turnberry es la última víctima colateral del veto que se está ejerciendo sobre Donald Trump por su manera de conducirse como presidente de Estados Unidos y, especialmente, en este tramo final de su mandato con el asalto al Capitolio como punta del iceberg. Las empresas de Trump con las dueñas de Turnberry desde 2014.

Un cierto punto de envidia y el poso que nos deja 2020

El anuncio del Royal and Ancient se produce apenas unas horas después de que la PGA de América anunciara la decisión de cambiar la sede del PGA Championship 2022. Estaba previsto en el Trump National de Bedminster en Nueva Jersey y de manera unilateral se va a cambiar por otro campo que aún no se ha anunciado, un reflejo claro de que la principal misión de este movimiento era escenificar lo antes posible un alejamiento de Donald Trump.

Turnberry no es una de las sedes más míticas del British desde el punto de vista histórico, de acuerdo, no en vano sólo ha acogido el torneo en cuatro ocasiones (1977, 1986, 1994 y 2009), pero sí una de las más pintorescas. En la memoria de todos está grabado a fuego el duelo al sol entre Tom Watson y Jack Nicklaus en 1977 y, por supuesto, la mítica edición de 2009, donde Watson se quedó a la puertas del triunfo con 59 años. Ganó Stewart Cink en el desempate.

Los datos de Hawái que sacan una sonrisa a Rahm… y a Callaway

Hay que recordar que el propio Slumbers aseguró en 2016 que muy probablemente Turnberry volvería a acoger un Open. De hecho, subrayó entonces que Turnberry se consideraba a todos los efectos uno de los campos de la rotación. Sin embargo, ahora se ha producido este giro brusco directamente relacionado con lo que está ocurriendo con el traspaso de poderes de Trump a Biden en la presidencia de Estados Unidos.

¿Cuál es el mejor juego de palos que puedo comprar a un niño?

Slumbers sentenció que «no volveremos a Turnberry hasta que estemos seguros de que la atención estará volcada completamente en el torneo, los jugadores y el campo, algo que creemos que no pasaría en las actuales circunstancias». El último gran torneo que se celebró en este campo escocés fue el Women’s British Open que ganó Inbee Park en 2015 y donde la española Luna Sobrón fue la mejor amateur.

La PGA de América huye de Donald Trump y le quita el PGA Championship 2022

Las próximas cuatro sedes del Open son Royal St George’s, St Andrews, Royal Liverpool y Royal Troon.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here