Inicio WGC WGC FedEX St. Jude Invitational Rahm, en busca del ritmo perdido
Crónica de su vuelta en la segunda jornada del WGC FedEx st. Jude Invitational

Rahm, en busca del ritmo perdido

Compartir
Jon Rahm. © Golffile | Ken Murray
Jon Rahm. © Golffile | Ken Murray

Jon Rahm (+4) se ha descolgado hoy definitivamente de la lucha por las primeras posiciones en el WGC FedEx St. Jude Invitational, después de firmar un 74 en la segunda jornada. Es sin duda una mala noticia que cobra mayor relieve justo en la semana en la que salía por primera vez a jugar como Número Uno del mundo, pero no es nada que pueda escandalizar (ni siquiera sorprender) a nadie que conozca los resortes de este bendito deporte. De una semana a otra, incluso de un hoyo a otro, los escenarios pueden transformarse de manera radical.

El único clavo que queda al que agarrarse es el de Sergio, y está al rojo vivo…

El juego del joven español no ha variado demasiado respecto al de la primera jornada, en la que terminaba salvando los muebles. Demasiado irregular. Demasiados desajustes en casi todas las parcelas. Además, en esta ocasión, el putt tampoco le ha ayudado a parchear las vías de agua, como sí ocurrió el jueves, e incluso ha sido el causante del primero y más frustrante de los líos en los que se metía (hasta tres dobles bogeys en la tarjeta), pues se marchaba del hoyo 8 con un doble bogey cuando en realidad estaba pateando para birdie desde seis metros de distancia…

Que nadie se tome a chanza a Brendon Todd y su ‘killer putter’

Más allá de los errores concretos, de los pequeños o no tan pequeños accidentes, de los balones al poste, las bolas que se quedan asomadas al balcón y de la fatalidad, da la sensación de que Rahm no ha encontrado en ningún momento el ritmo adecuado en estas dos primeras jornadas. El ritmo y la templanza. El ritmo y el equilibrio. Llamémoslo y emparentémoslo como y con quien queramos, pero se trata desde luego de algo que no se circunscribe al terreno de la técnica pura y dura, ni tampoco exactamente al de la actitud. Ritmo, ritmo… ¿Cómo explicarlo? Media vuelta menos en la tuerca de la ansiedad, media más en la de la armonía. Suena tan pedante como cierto es.

Koepka baja diez golpes su media reciente y se queda tan ancho

Seamos honestos: sería una pena que Jon perdiera esta semana el trono mundial, circunstancia que está por ver si se da, pues Justin Thomas (-4) y Rory McIlroy (-1) tampoco andan pegados al liderato (Thomas, el que más cerca está de la cabeza, necesita ganar). Bien, de acuerdo, sería una pena. Pero en ningún caso una desgracia, puesto que la lucha por ese Número Uno se antoja infinita y más que reñida y, de igual manera, el de Barrika podría conquistar de nuevo la cima en cualquier momento.

Jon estrena su Número Uno con una ronda que ha sido de todo, menos tranquila

Vayamos paso a paso. De momento, sería más que provechoso que Jon recuperara ese ritmo perdido en los 36 hoyos que tiene por delante. Si es así, poco o nada importa el objetivo concreto del cetro mundial, pues llegaría o permanecería por añadidura.

Consulta aquí los resultados en directo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here